martes, 31 de mayo de 2016

El Signo del mes: Géminis


¡Hola a todos!

Bien, ha llegado junio con todo lo que eso implica. Y cuando digo "todo", me refiero a los temidos exámenes. Dentro de pocos días tendré que enfrentarme a los exámenes finales de Inglés, que este año cobran una especial importancia para mí porque, en caso de aprobarlos, significa que me habré sacado el nivel Avanzado y, por consiguiente, habré acabado de estudiar el idioma (o, al menos, lo que marcan los estándares de la Xunta). No estoy demasiado tranquila respecto a mis capacidades cognitivas de cara a los exámenes, pues este curso ha sido bastante caótico y la verdad es que no lo tengo muy claro. En fin, me tocará encomendarme a todos los dioses de los que recuerde su nombre...

En otro orden de cosas, decir que sigo adelante con mis proyectos personales y novelísticos. El mes de junio marcará el inicio del verano, y juro que voy a tratar de disfrutarlo al máximo. Trataré de ir a todos los festivales de música, a todas las ferias temáticas, salir todas las noches que me apetezca, viajar para visitar a mis amigos (aunque estén en el pueblo de al lado)... Quiero hacer todo eso porque el verano pasa muy rápido y cuando llegue el otoño puede que tenga que enfrentarme a una decisión que me cambiará la vida por completo (o tal vez no, que ya sabéis que soy muy dramática ^^U).

Pero eso es irse demasiado al futuro. Por ahora, quedémonos con que junio va a estar cargado de emociones intensas y tensión a raudales. Para empezar el mes como manda la ley, vamos a echarle un vistazo al signo que lo rige.


Géminis




Símbolo zodiacal: Los gemelos

Duración: Del 21 de mayo al 20 de junio

Elemento: Aire

Planeta: Mercurio

Signo opuesto: Sagitario


La imagen que en general se usa para representar el signo zodiacal de Géminis es la de una pareja de gemelos que, según la mitología, serían los hermanos Cástor y Pólux. Según la leyenda, cierto día el dios Zeus se quedó prendado de la hermosa Leda, esposa del rey Tindareo de Esparta, y decidió seducirla. Como era habitual para los dioses que tenían tratos con mortales, Zeus cambió su aspecto y se transformó en un cisne para acercarse a Leda sin levantar sospechas. Del encuentro de los amantes resultaron dos huevos. De uno de ellos nacieron dos niñas, Helena y Clitemnestra, y del otro nacieron dos niños, Cástor y Pólux. Y si las hermanas siguieron caminos diferentes, estos dos hermanos fueron inseparables. Cástor se dedicaba a la doma de caballos, actividad que concordaba con su carácter pacífico, mientras que Pólux, más beligerante que su gemelo. se convirtió en todo un experto en boxeo. Juntos participaron en muchas aventuras e intervinieron en numerosos conflictos, hasta que la muerte acabó llevándose a Cástor. Este hecho afectó tanto a Pólux que Zeus tomó la decisión de mantenerles juntos en el cielo, formando la constelación de Géminis.

Según los astrólogos, los Géminis tienden a ser ingeniosos, volubles, locuaces, versátiles y, a veces, astutos o maliciosos. Los Géminis son conocidos por su habilidad para expresarse; son ocurrentes, listos y casi siempre instruidos. Siempre tienen algo que decir sobre cualquier cosa. Se dice que los Géminis poseen una inteligencia muy desarrollada y que le dan más importancia al aprendizaje que a los sentimientos. También se dice que sienten a menudo el impulso de hacer varias cosas al mismo tiempo; están tan interesados en todo que se aburren con facilidad, algo que puede hacerles parecer superficiales o inconstantes. Dentro de las profesiones asociadas con Géminis se incluyen el profesorado, el periodismo, la edición, el comercio y otras que requieren habilidad verbal y flexibilidad.

Entre las celebridades que han nacido bajo este signo están Marilyn Monroe, Judy Garland, Arthur Conan Doyle, Federico García Lorca, Pancho Villa y Ernesto "Che" Guevara.

viernes, 27 de mayo de 2016

Lenguaje gatuno para principiantes


¡Hola a todos!

No hay duda de que los gatos son los animales favoritos de Internet. Si vais a YouTube y buscáis vídeos sobre gatos, creo que os haría falta invertir unos cuarenta años de vuestra vida para verlos todos. Es sorprendente la cantidad de vídeos que se han hecho (y se hacen) del comportamiento de un gato en situaciones cotidianas, más que nada porque sus reacciones son muy graciosas a la vez que tiernas.

Independientes, orgullosos y ariscos son los tres adjetivos que han acompañado a los gatos durante miles de años, en contraposición a los amistosos y sociables perros, que muchas personas prefieren como animal de compañía. Sin embargo, quien ha vivido con gatos puede afirmar con rotundidad que son unos animales tiernos, adorables y ansiosos por recibir cariño. El hecho de que les guste más la tranquilidad que salir a jugar no quiere decir que no nos quieran, pues los gatos demuestran sus sentimientos de una manera radicalmente distinta a la de otras mascotas. Lo que pasa es que muchas personas no saben por qué un gato actúa de la manera que actúa, ya que suele comparar su comportamiento con el de un perro, y esto es un error ya que son animales completamente distintos.

Por esta razón he decidido hacer esta breve guía para explicar algunas de las características del comportamiento de los gatos. Me baso en la experiencia que supone haber tenido cinco gatos y haber compartido largos momentos con otros tres, y no descarto adquirir un gato o dos en el futuro (hasta tengo pensado los nombres que les pondría). Para mí, los gatos son las mejores mascotas del mundo porque con ellos me muestro tal como soy y a ellos les gusta. He aprendido mucho de ellos observándoles y, gracias a eso, han llegado a gustarme más de lo que ya me gustaban.

¡Con un poco de suerte y esta guía, vosotros también caeréis rendidos a sus pies! ^^*



Orejas hacia atrás y aplastadas




Si el gato tiene las orejas echadas hacia atrás, lo mejor es no acercarse mucho a él porque eso significa que está enfadado. Normalmente también verás que sus pupilas estarán más dilatadas de lo normal, incluso en pleno día, cuando lo común es que las tengan finas como una aguja. Cuando un gato está enfadado es mejor dejarle tranquilo, ya que si tratas de animarle con una caricia, lo más probable es que acabes llevándote un zarpazo en el mejor de los casos.



Cola encrespada




La cola encrespada puede hablarnos de dos emociones felinas: miedo o enfado. La clave para diferenciar ambas emociones radica en la posición en que está la cola. Si la cola está erizada y baja, significa que el gato se ha llevado un susto repentino; lo más probable es que, cuando se le pase la impresión, su cola vuelva a su estado normal. En cambio, si la cola está encrespada y alzada, significa que está bastante cabreado y, por lo tanto, no es buena idea acercarse a él.



Cola encrespada y lomo arqueado




Al igual que la anterior, el lomo arqueado y la cola erizada juntos pueden remitir a dos emociones, en este caso furia extrema y fanfarroneo. Se reconocen fácilmente por la forma de actuar del gato. En el primer caso, un gato que se sienta amenazado se encrespará, arqueará su lomo para parecer más grande y adoptará una posición de ataque. Normalmente este comportamiento también viene acompañado de maullidos de advertencia y bufidos; en este caso, lo más recomendable es apartarse del gato y procurar no tocarle, porque puede ser impredecible.

Por otra parte, puede ser que un gato (sobre todo si tiene unos cuatro o cinco meses) adopte la postura de la que hemos hablado para fanfarronear de poderío delante de un humano o de otros animales. En este caso, la pose del gato es muy cómica, ya que arquea el lomo, eriza su cola y se acerca a nosotros dando saltitos de lado. Como es obvio, este comportamiento no reviste peligro alguno. Además, es muy divertido vacilar al gato y retarle a que se haga el chulo delante de una ^^*.



Ronroneo





Es de sobra conocido que un gato demuestra su felicidad cuando ronronea, pero hay otros momentos en los cuales los gatos ronronean y no necesariamente porque son felices. Por ejemplo, es común oír a un gato ronronear cuando tiene miedo, cuando está al borde de la muerte, cuando sufre ansiedad o cuando está enfermo. Se identifica muy bien cuál es el estado del gato durante el ronroneo, sobre todo el estado de felicidad, ya que suele reclamar caricias y calor humano. Para los gatos, el ronroneo sirve para mostrar su vinculación con el humano y para apaciguar una pelea; es una manera de decir "venga, seamos amigos y arañemos juntos el sofá nuevo de mi humano".



Se revuelca por el suelo




Que un gato se revuelque por el suelo suele ser señal de confianza absoluta. Hay que tener en cuenta que la barriga es el punto más vulnerable de un gato, ya que es muy blandita y necesitan tenerla siempre protegida de los ataques de otros gatos (de ahí que, cuando estén en el suelo, peleen dando patadas con sus patas traseras). Pero si un gato te conoce y se siente confiado en tu presencia, es muy probable que se revuelque delante de ti y te enseñe la barriga, pues sabe que contigo puede sentirse seguro.

Eso sí, hay que poner atención si la que se revuelca por el suelo es una gata. ¿Por qué? Pues porque, dependiendo de la edad que tenga o de la época del año, puede estar dando a entender que está en celo. Durante el período de celo, las gatas se ponen excesivamente cariñosas. Reclaman atención a todas horas, maúllan con fuerza y, por supuesto, se revuelcan por el suelo para exponer su cuerpo ante el macho.



Cabezazos suaves




Una de las cosas que más les gusta a los gatos es que les hagan caso cuando están de buen humor. Si un gato se acerca a ti en busca de caricias, lo más probable es que reclame tu atención dándote leves cabezazos. También es una forma de mostrar afecto por el humano o por los miembros de su colonia, ya que el cabezazo simula una caricia muy tierna.



Mordiscos




Como viene siendo habitual, un determinado comportamiento felino puede surgir por varias razones. Si un gato nos da un mordisco, hay que analizar la situación para saber por qué lo ha hecho. Si se trata de un mordisco leve, rápido y sin intenciones de hacer daño, significa que el gato siente afecto por ti. En cambio, si el mordisco es más fuerte de lo normal, puede ser que el gato esté molesto y tú has ido a tocarle la moral en el peor momento.

Otra cosa que les gusta mucho es morderle los pies a una persona a modo de práctica de caza. La ojeriza de los gatos hacia los pies es legendaria, pero con la debida educación se puede corregir para que no se haga habitual.



Lamer




A lo largo del día, los gatos se acicalan unas diez veces por varias razones: Para quitarse la suciedad, para eliminar el pelo que se les cae y para digerir la vitamina D que han obtenido después de pasarse varias horas tumbados al sol. El gato le dedica mucho tiempo a su aseo y lo hace a conciencia, no solo consigo mismo sino también con sus cachorros o con los miembros de su colonia. Para ellos es muy importante estar limpios porque eso les hace felices y quieren que sus seres queridos experimenten la misma felicidad. De ahí que muchas veces veamos a un gato lamer a su compañero canino o incluso a nosotros. Es la manera en que un gato demuestra su amor por su familia.



Trae animales muertos a casa




Los gatos son unos cazadores natos. Les encanta salir por las noches para cazar ratones, musarañas, moscas, pájaros, peces... Su instinto depredador está muy desarrollado, ya que dedican gran parte de sus juegos como cachorros a practicar para ser cazadores en el futuro. El resultado está a la vista, pues es muy raro que se les escape una presa a la que han decidido echarle la zarpa. El problema viene cuando el gato decide traernos a casa dicha presa a modo de regalo. Para ellos, ofrecernos un animal muerto supone mostrarnos su aprecio y amistad, y se supone que nosotros debemos estar agradecidos porque el gato haya decidido no devorar a un desdichado murciélago para dárnoslo a nosotros. En fin, a caballo regalado...



Mirar fijamente




Algo que suelen hacer los gatos muy a menudo es quedarse mirando fijamente cualquier cosa. Sin embargo, hay que tener cuidado con las miradas que intercambiamos con un gato, pues es posible que el minino lo tome como un reto y crea que le estás desafiando. La mirada fija es la manera más indicada de retar a un gato y, si no me creéis, os animo a hacer la prueba. Veréis que, si le sostenéis la mirada a un gato, éste hará ademán de lanzarse hacia vosotros para atacaros. Lo más probable es que no os haga nada, pero queda claro que ha respondido a vuestro desafío.



Meneo de cola




Al contrario de lo que sucede con los perros, que menean la cola cuando están felices y entusiasmados, el hecho de que un gato menee la cola puede no ser una buena señal. Por lo general, el meneo de cola en un gato significa que se siente amenazado o agitado. Otras razones aluden a que el gato está irritado o preparándose para el ataque. Pero también existe la creencia de que el gato menea la cola para dar a entender que está pasando por un conflicto interno, cosa que ocurre cuando trata de hacer dos cosas al mismo tiempo y sus impulsos chocan entre sí.



¡Y hasta aquí con esta pequeña guía para entender a los gatos! Espero que os haya gustado mucho aunque, si sois tan fans de los gatos como yo, estoy segura de que os ha encantado.




¡Hasta pronto!

martes, 17 de mayo de 2016

El Rincón del Lector VII: La Senda Oscura


Cuánto tiempo sin hacer un Rincón del Lector, ¿verdad? ^^*

Reconozco que ha habido algunas cosas en mi blog que han cambiado con el paso de los años. Ciertos contenidos no han vuelto a ser tratados aquí, bien porque he preferido dar prioridad a contenidos nuevos, bien porque me sentía más cómoda escribiendo sobre otras cosas. Pero hoy voy a recuperar el Rincón del Lector para dedicárselo a dos escritores a los que he tenido el privilegio de conocer en persona y con quienes comparto el amor por la fantasía en todas sus variantes. De mano de esta pareja literaria  nos meteremos en un mundo lleno de magia y misterio, conoceremos órdenes de magos que llevan siglos actuando en las sombras y veremos cómo los sentimientos más nobles y hermosos pueden dar lugar a graves y peligrosos errores si uno se atreve a jugar con las leyes de la magia sin saber por dónde pisa. Es el momento de vivir la magia; es el momento de adentrarse de lleno en la Senda Oscura.




Título: La Senda Oscura
Autor: Ana Peris de Elena y Juan José Peired Llanos
Editorial: Kelonia
Nº de páginas: 507 págs.
Año: 2016
Sinopsis: Dana es una joven que guarda un secreto: su clarividencia, un don que jamás ha podido comprender ni controlar. Cuando una extraña pesadilla, que se repite noche tras noche, la conduce a la mansión de su difunto abuelo, descubre un códice oculto y un mensaje desde el más allá. ¿Quién era su abuelo en realidad? ¿Cuál es el origen de sus poderes clarividentes? Joan Benet, un hombre tan enigmático como solitario, parece tener la respuesta a esas preguntas.
Joan es un mago que vive acechado por los fantasmas del pasado y las tinieblas del futuro. Cumpliendo una vieja promesa, decide tomar a Dana como aprendiz, y la relación entre ambos pronto empieza a convertirse en una atracción tan intensa como prohibida. Pero los secretos de Joan son más peligrosos de lo que Dana imagina, y sobre ellos se cierne la amenaza de un enemigo terrible que está dispuesto a matar.



RESEÑA (sin spoilers)

Vaya por delante una cosa: No soy demasiado fan de las críticas de novelas que se hacen en muchos blogs literarios. ¿Por qué? Pues porque creo que los administradores de algunos de estos blogs publican, desde mi punto de vista, reseñas incompletas: Si el libro les ha gustado, lo pondrán en un pedestal y les parecerá la octava maravilla del mundo; si no les ha gustado, su reseña no tendrá sustancia alguna porque estarán tan centrados en lo negativo que no verán los aspectos positivos de la novela analizada. Y eso no dice mucho acerca de su imparcialidad, cosa que alguien que se define a sí mismo como “crítico” debería demostrar en todas y cada una de sus reseñas.

Yo entiendo que es muy estimulante hacer críticas, y mucho más si estas se dedican a poner a parir al libro en cuestión; siempre solemos ser más ocurrentes y sarcásticos cuando una cosa no nos gusta. Incluso yo misma lo he hecho en alguna ocasión, pero diré en mi defensa que mi blog no pretende ser un blog literario, sino un espacio donde subo cosas bastante variopintas y expongo todo tipo de opiniones. Sin embargo creo, y es mi opinión, que hablar solo de lo bueno o solo de lo malo de un libro no es hacer una buena crítica. Por eso, en esta ocasión voy a hacer lo que yo considero que ha de ser una crítica completa, con sus más y sus menos. Quiero, ante todo, ser justa, pues creo que los autores se lo merecen de verdad.

Tenemos aquí una novela del género urban fantasy o, lo que es lo mismo, fantasía ambientada en la actualidad, del mismo modo que también pertenecen a este género Cazadores de Sombras, los libros de Harry Dresden y la saga de Harry Potter, por citar algunos ejemplos bastante conocidos. Aunque al principio La Senda Oscura puede parecer una novela más del género, a medida que uno lee se va sintiendo más atrapado por los entresijos de la trama, llegando al punto de querer pasar rápidamente al capítulo siguiente para ver qué va a pasar, cómo se va a resolver una situación y qué sorpresas nos aguardan al final de la historia. Esto, a mi parecer, le da un toque muy adictivo al libro y consigue su objetivo de invitar al lector a continuar la lectura hasta el final.

Nos sumergimos en la novela de la mano de Dana Jiménez, una estudiante de Historia que está preparando su proyecto de fin de carrera y que, en principio, no parece tener nada de peculiar. Sin embargo, no tardamos en descubrir que la joven posee un don que muy pocos tienen: La clarividencia. Dana oculta en su interior un impresionante poder mágico que sale de vez en cuando a la luz en forma de premoniciones o visiones de lo que ocurre en la mente de otras personas. Además, recientemente ha empezado a tener sueños en los que revive los días vividos junto a su abuelo, Ricardo Valero, quien falleció cuando Dana solo tenía trece años. Será precisamente un sueño sobre su abuelo el que la lleve a investigar más acerca de él y la conducirá a su mansión, donde el anciano ocultó un códice tan antiguo como misterioso. Después de hacer algunas pesquisas, Dana encuentra los nombres de dos personas que estaban muy relacionadas con su abuelo y que tal vez podrían ayudarla a saber más: Lucas Valverde y Joan Benet.

Joan Benet, el otro protagonista de la historia, es un mago que mantiene oculta su identidad a ojos de los mundanos, quienes le tienen por un empresario de éxito y dueño de un considerable patrimonio. Pero aunque Joan es un hombre cabal, prudente y con buen ojo para los negocios, su verdadera actividad se centra en el Círculo de Kybalion, la orden de magos a la que pertenece desde hace muchos años. La visita de Dana despierta en él una serie de recuerdos acerca de Ricardo Valero, quien fue su maestro durante su juventud. Al sentir el poder latente de Dana, toma la decisión de aceptarla como su aprendiz para enseñarle los caminos de la magia e introducirla en el Círculo, pues el potencial de la joven es tan grande que está convencido de que tendrá una prometedora carrera como maga.

Los problemas empezarán cuando Dana y Joan descubran que sienten algo más que respeto y admiración el uno por el otro. Aunque el Círculo de Kybalion no prohíbe las relaciones entre maestro y aprendiz, sí que está un poco mal visto y puede dar lugar a habladurías que les perjudicarían a ambos. Sin embargo, Dana y Joan no pueden refrenar la atracción que sienten el uno por el otro, así que deciden que mantendrán su relación en secreto hasta que Dana sea una maga de pleno derecho.

Pero la cosa no se queda ahí. Los magos tienen una particularidad, y es que envejecen más despacio que el resto de los mortales. Joan es consciente de ello y lo ha aceptado, pero el enamorarse de Dana, con la que tiene una gran diferencia de edad, le ha hecho experimentar el miedo a perderla. Y a pesar de que Dana lo ama con todo su corazón, empieza a larvarse en él el deseo de ser eternamente joven para poder estar a su lado sin temor a morir ni a hacerse viejo y decrépito. Lo que no sospecha es que llevar a cabo ese deseo puede conducirle a un punto de no retorno y arriesgarle a ser conocido como un caminante de la Senda Oscura, que es como se denomina a los magos que sacrifican seres humanos en sus rituales.

No quisiera contaros más cosas, ya que eso sería destriparos lo más interesante de la novela, y me parece que es mucho mejor meteros las ganas de que la leáis. Pero lo que sí voy a hacer es una selección de los aspectos que más me han gustado de la novela y los que no me han gustado tanto. Por supuesto, es una sección SIN SPOILERS, así que podéis seguir leyendo con total tranquilidad.


Lo bueno:

1) Argumento: Este aspecto va en primer lugar por razones más que obvias. El argumento de La Senda Oscura me ha parecido bastante bueno y, sobre todo, adictivo. Cierto que las historias que tratan sobre la relación entre un maestro y su aprendiz no son nada del otro mundo, pues todos podemos mencionar al menos un par de ejemplos que nos han calado hondo. Y, sin embargo, uno no se cansa de volver a leer otra historia entre maestro y aprendiz, precisamente porque es algo que engancha y que deja con ganas de saber más. Aquí, además, tenemos dos parejas por el precio de una.

Al margen de la relación entre los protagonistas, está toda la trama que se desarrolla de fondo, que está muy bien llevada y que no deja ni un solo cabo suelto. Como un tapiz en el que se entretejen diversos hilos, estos dan forma a todo un entramado donde hay cabida para el amor, la ambición, el rencor y la amistad. Lo más importante, bajo mi punto de vista, es que cuando se lee La Senda Oscura no solo se lee una historia más, sino que se puede ver todo el trabajo y el cariño que se le ha puesto a la redacción de cada uno de sus capítulos. Esto sí que me ha impactado, puede que mucho más que el desarrollo de la novela, que a cada lector puede resultarle más o menos predecible. Es impresionante cómo se deja entrever el mimo con el que ha sido escrita esta novela, el amor que los autores han puesto en cada párrafo, en cada página. Es una novela con alma, una novela que está viva. En ese sentido, me ha llegado al corazón.


2) Elementos históricos: Por supuesto, esto tenía que mencionarlo. Como historiadora que soy, me he enamorado de todos y cada uno de los elementos históricos que los autores han empleado para contextualizar algunos acontecimientos de la novela, como puede ser el Círculo de Kybalion (cuyos orígenes han relacionado con el mítico sabio Hermes Trismegisto) o el auge de la Orden de Thule durante la Segunda Guerra Mundial, por mencionar los ejemplos más notables. Utilizar la Historia como recurso literario para ambientar una novela es muy arriesgado, ya que se corre el peligro de caer en algún anacronismo y cargarse por completo el contexto. En este caso, por fortuna, no se cae en la incoherencia histórica porque, como ya he dicho en el apartado anterior, se nota que el libro ha sido muy trabajado y los autores (y me inclino a pensar que Juan José Peired ha tenido mucho que ver con ello, dado que es historiador) han procurado no cometer errores insalvables en ese aspecto. Mis felicitaciones por el intenso trabajo de documentación llevado a cabo y por haber sabido incluir la magia entre las páginas de la Historia sin que resulte chirriante o herético a ojos de un pureta histórico.


3) Elementos mágicos: Si la realidad histórica tiene toda mi aprobación, también lo tiene el plano mágico de La Senda Oscura. Como buena novela de fantasía urbana, la magia ostenta un protagonismo propio y a su descripción y desarrollo se le dedican incontables páginas que explican muy bien los entresijos del poder mágico y sus consecuencias a corto y largo plazo. Los autores dividen la magia en nueve saberes o disciplinas repartidas a su vez en tres esferas (el número tres parece ser simbólico, pues representa el equilibrio, la perfección), y esto aporta una nueva visión de la magia, dándonos a entender que no es una sola, sino que se divide en varios aspectos que el mago debe dominar, aunque siempre hay una disciplina con la que se siente más cómodo o que puede controlar de forma natural. Me ha gustado también que se ofrezca la posibilidad de que existan consecuencias por usar la magia. Al tratarse de un poder que altera el orden natural de las cosas, cada vez que se usa la magia se provoca una reacción opuesta llamada Equilibrium, algo que puede dañar al mago si no toma las precauciones debidas. Acostumbrada como estoy a que los magos utilicen su magia como si nada, sin sufrir consecuencias de ningún tipo, este aspecto me ha gustado mucho y me ha parecido tan coherente como original.


4) Los rangos de los magos: Otro de los puntos fuertes de La Senda Oscura es que se le da mucha importancia a la organización de los magos dentro del Círculo de Kybalion, pues ahí es donde se pueden ver claramente las diferencias y rangos que hay entre ellos. Y no os equivoquéis pensando que la manera de referirse a ellos es a través de los términos Maestro y Aprendiz. Hay todo un listado de categorías aplicadas tanto a los Magos (Archimago, Magister y Archimagíster) como a la propia jerarquía dentro de la organización interna. Si no he contado mal, hay once rangos en una jerarquía que va de menos a más, dependiendo del poder que ostente el mago, las disciplinas que domine y su valía para ocupar determinados cargos. Me ha gustado mucho que se haya hecho uso del griego clásico, nada utilizado en las novelas de fantasía, para nombrar los rangos del Círculo de Kybalion, pues es algo que nunca había visto y le ha dado un toque muy interesante a la organización de los magos.


5) Ambientación: Me ha gustado mucho que la acción de la novela transcurra en un ambiente real, concretamente en las ciudades de Valencia y Praga, que son las que tienen una mayor descripción. Considero que es un aspecto positivo porque ayuda a ubicar los espacios por los que se mueven los personajes, nos invita a pasear por sus calles, visitar sus monumentos, buscar los sitios a los que van los personajes a lo largo de la novela (y, si mal no recuerdo, creo haber pasado por alguno de esos rincones durante mis vacaciones en Valencia). Acostumbrados como estamos a que las historias de fantasía ocurran en otros planos, en lugares salidos de la imaginación del autor o en ciudades inventadas, resulta refrescante que se tomen ciudades auténticas que no sean Nueva York para convertirlas en escenario de una serie de aventuras mágicas ambientadas en la época actual.


6) Personajes: Los personajes de una novela merecen una atención especial, ya que les vamos a acompañar a lo largo de sus aventuras y desventuras y es importante que empaticemos con ellos en la medida de lo posible. En este apartado he de decir que, salvo casos contados, me he sentido muy atraída por ciertos personajes porque he visto en ellos a personas que podrían ser tan reales como yo. Curiosamente, los personajes secundarios me han gustado más que los protagonistas, ya que creo que están mucho mejor perfilados. Tienen virtudes, defectos, sueños, ilusiones, carencias, ambiciones… No son planos ni están ahí por estar, sino que son sorprendentemente humanos. Tienen tanto aspectos positivos como negativos, manteniendo un buen equilibrio, aunque es cierto que, por exigencias de la trama, siempre ha de primar un aspecto por encima de otro. Sin embargo, no me ha resultado desagradable en absoluto. De todos los personajes, destaco a Lucas y a Jezabel como mis preferidos por ser los más humanos y con los que más se puede conectar.



Lo malo:

1) Desarrollo de la trama: Para ser una novela que entra en materia ya en el capítulo uno, empezando fuerte además, llama la atención lo lenta que se me ha hecho en algunas ocasiones. No sé si es culpa mía por haber imaginado que la historia llevaría un ritmo más vertiginoso, pero me ha dado la sensación de que ciertos capítulos que son más de transición o de preparación para futuros acontecimientos ralentizaban la trama, la pausaban demasiado. Es un poco difícil de explicar. ¿Cómo puede ser que una trama vaya rápido y despacio a la vez? Pues a mí me ha dado esa impresión.

Tengo que añadir también unas palabras acerca del romance entre los protagonistas, que tiene mucho que ver, desde mi punto de vista, con la irregularidad del desarrollo de la trama. Las escenas de amor entre Dana y Joan abundan a lo largo de la novela en forma de conversaciones de amor y escenas tórridas. El problema es que me parece que hay muchas escenas de amor que no aportan gran cosa a la trama, salvo dejarnos claro que Dana y Joan están muy enamorados, se quieren con locura, se desean, no saben vivir el uno sin el otro… Me habría gustado que se le hubiese dado más primacía a la relación de Dana y Joan como aprendiz y maestro respectivamente, centrándose más en el aprendizaje aunque después viésemos cómo se iban enamorando.


2) Demasiada información: En una novela de fantasía, y más de fantasía urbana, algunos autores tienen tendencia a dejarse en el tintero una explicación razonable de por qué han sucedido ciertas cosas, recurriendo a los temidos Deus ex Machina para salvar la situación. No es el caso de La Senda Oscura, pues no me cansaré de repetir que la labor de documentación y de adecuación a la novela ha sido tremenda, ofreciendo explicaciones acerca del funcionamiento de la magia y del desarrollo de los acontecimientos, e impidiendo que queden espacios en blanco y que las cosas sucedan solo porque lo hizo un mago (sí, acabo de hacer un chiste).

El problema es que creo que a veces los autores se explayan demasiado cuando un personaje ofrece información nueva o se dispone a explicar algo importante. Esto se traduce en párrafos larguísimos y a veces enrevesados que los otros personajes pillan a la primera sin perderse y sin necesidad de tomar apuntes, algo que yo sí he tenido que hacer. Este hecho, además de ralentizar un poco la trama, me ha hecho pensar si no tendré un serio problema de memoria. No pido que se ponga todo con extrema sencillez, bien masticadito para que no nos atragantemos, pero los párrafos demasiado largos (algunos de media página) tienden a hacerse monótonos. En este caso, un anexo al final del libro con la jerarquía de los magos del Círculo o una especie de documento oficial que explicara los orígenes de la Orden de Thule habrían sido un buen recurso además de suponer un toque más de originalidad.


3) Protagonistas: A ver, no es que los personajes principales de La Senda Oscura no me hayan gustado. En realidad no son malos personajes en sentido estricto ya que, al igual que sucede con los secundarios, tienen sus defectos y sus virtudes como cualquier persona. Sin embargo, Dana y Joan no han sido unos protagonistas con los que yo haya conectado. Me consta que a muchos lectores les han encantado y se han sentido identificados con ellos, pero no ha sido mi caso, pues mis preferencias se han decantado por los personajes secundarios (Jezabel es, desde luego, mi favorita).

Pese a su protagonismo, creo que Dana y Joan podrían haber recibido un mayor desarrollo a nivel psicológico, en especial Dana, ya que a pesar de que toda la trama gira a su alrededor, no es un personaje que ofrezca demasiada profundidad. Dana sabe en todo momento lo que está bien y lo que está mal; nunca se deja llevar por la tentación de lo oscuro ni cae jamás en el error (cosa que sí hacen los otros personajes). Además, todas sus simpatías y resquemores están justificados y son absolutos: si un determinado personaje le cae bien es porque ese personaje es una bellísima persona, y lo mismo ocurre si se trata de un antagonista, pues le dará a Dana sobradas razones para pensar mal de él.

Si tuviera que escoger a uno de los dos, me quedaría con Joan, ya que al tratarse de un personaje con un pasado turbio que todavía le atormenta, vemos que se muestra afectado y superado muchas veces por las circunstancias. Las cosas no siempre le salen bien y, por supuesto, comete errores muy graves. Esto, a mi entender, le da mucha humanidad al personaje, lo hace real. Sin embargo, los acontecimientos que se suceden a su alrededor, ya sean pasados o presentes, le otorgan un aura que pretende ser dramática pero que acaba convirtiéndole en un personaje demasiado trágico para mi gusto.


4) Antagonistas: Toda gran novela necesita un gran villano (o villanos) que marque bien la diferencia que existe entre el Bien y el Mal. Un antagonista es una figura clave dentro de una novela, ya que es la personificación del lado oscuro que acosa al protagonista. Un villano no debe ser una figura plana, un malo “porque sí”. Debe tener personalidad propia y bien definida, y debe ser capaz de evolucionar a lo largo de la historia. Y esto es precisamente lo que le falta a los principales antagonistas de La Senda Oscura, los pilares de la Orden de Thule: Frederick Leischmann, Manfred Möbius, Antonio Arcadia y Alberto Ortiz.

De estos villanos no se puede decir otra cosa más que son malvados, simple y llanamente. Aparte de poseer una circunspección que roza lo descortés en ciertas ocasiones, carecen de matiz alguno. Los cuatro son ambiciosos y viven por y para cumplir su mayor ambición. Si por el camino tienen que provocar una matanza, lo harán sin dudar ni un solo segundo, porque su único cometido es conseguir lo que tanto ansían. Esto da pie a que, al menos por mi parte, se echen de menos personajes con filiación malvada que se planteen dudas acerca de los métodos que están empleando, que vayan modificando su comportamiento a medida que van viendo cómo son las cosas, o incluso que se atrevan a traicionar a sus propios maestros para impedir un mal mayor. En la Orden de Thule me han faltado unos villanos con empaque que habrían engrandecido la historia hasta un punto increíble.



¡Y hasta aquí mi reseña de La Senda Oscura! Espero haber conseguido al publicarla los dos propósitos que tenía en mente: Hacer una crítica objetiva de la novela y conseguir que os pique la curiosidad por leerla. Sinceramente, creo que es una novela que cumple con creces lo que promete. Es entretenida, contiene elementos muy originales, ofrece amor y acción a partes iguales, y muchos de sus personajes os resultarán muy atractivos. A todo esto hay que añadir que es la primera novela de esta pareja de autores, y esto me parece muy importante dejarlo claro, ya que la ópera prima de un escritor novel no suele ser de gran calidad debido a su falta de experiencia. En este caso no es así, pues a lo largo de todos y cada uno de los capítulos de La Senda Oscura se nota que tanto Ana Peris como Juan José Peired escriben con regularidad y cuentan con un bagaje literario y estilístico muy amplio y completo. Si han conseguido crear una primera novela de semejante calidad, les auguro un futuro muy prometedor en la literatura de fantasía.

jueves, 12 de mayo de 2016

Corazón de ángel






I


La derrota era inminente. María le había plantado cara a su enfermedad durante dos largos años; su corazón estaba fallando y mostraba signos de gran debilidad, pero María había luchado con valor y se había sometido a todos los tratamientos sin perder jamás la esperanza. Una intensa batalla de dos años que iba a culminar con la peor de las injusticias, pues los médicos dijeron que la niña no llegaría a la mayoría de edad.
Sus padres habían ido a comer a la cafetería del hospital. María sabía que los dos habían estado llorando pero, aunque hubiera querido verles felices, comprendía que no podía pedirles que sonrieran para ella. Cada vez que les preguntaba cómo era el Cielo, veía en sus rostros tal expresión de tristeza que María no se atrevía a preguntarles más por no ahondar en la herida.
En realidad, la única criatura con la que podía compartir sus sentimientos era su ángel, que estaba sentado en una butaca junto a ella y velaba sus horas de sueño con una sonrisa beatífica en los labios.


II

María se despertó al sentir en sus párpados la caricia de los últimos rayos de sol del día. Al tratar de incorporarse, una fuerte presión en su pecho la dejó sin aliento y cayó de nuevo en la cama sintiendo que la vida se le escapaba sin remedio. María recorrió la habitación con la mirada, pero no encontró a sus padres. A quien sí vio fue a su ángel, que no se había movido de la butaca en la que acostumbraba a sentarse para hablar con ella. Pero esta vez María le notó distinto. No le dedicó su habitual sonrisa luminosa; al contrario, sus ojos de plata dejaban traslucir una inmensa tristeza.
María no necesitó palabras para comprenderlo todo.
—Ya ha llegado mi hora, ¿verdad?
El ángel hizo una leve inclinación de cabeza.
—Sí, pequeña —dijo, y su voz sonó clara como una campanilla de cristal—. Siento mucho tener que decírtelo, pero me pediste que no te lo ocultara. Lo lamento, María.
—Oh, no pasa nada —replicó la niña, sonriendo—. Ya sabía que este momento llegaría algún día.
María hizo un esfuerzo por levantarse otra vez, pero estaba tan débil que tuvo que pedirle a su ángel que la ayudara a sentarse en la cama. Una vez hecho lo más difícil, María pudo ponerse de pie y caminar los pocos pasos que la separaban de la ventana desde la que podía contemplar el bullicio de la ciudad y, al fondo, el mar azul e infinito. Apoyó su rostro sobre las manos para poder contemplar ese paisaje por última vez.
—¿Sabes una cosa? —musitó, dirigiéndose al ángel—. Siempre que miro el mar pienso si, cuando muera, podría convertirme en una gaviota. No me gustaría que me enterraran y tampoco quiero que me incineren. Quiero que me salgan alas para poder volar. Me gustaría mucho ver todo el mundo desde el cielo pero, sobre todo, ver el mar más de cerca. Eso es lo único que quiero. Pero supongo que ahora no tiene sentido… —añadió en tono triste.
El ángel escuchó en silencio el último deseo de la niña. Conmovido por la sencillez de su petición, decidió hacer algo para facilitar el tránsito de su alma al otro lado de la Última Puerta. Quizá no entrara en sus competencias el hacer algo así. Quizá se estaba tomando demasiadas libertades al disponer del alma de una niña enferma. Pero aunque así fuese, al ángel no le importaba; su conciencia estaba tranquila.
—Ya es la hora, María —anunció sin más prolegómenos.
La niña acudió junto al ángel y aguardó a que ocurriera algo. A pesar de que estaba preparada para abandonar el mundo, se sentía nerviosa. Por mucho que se imaginara cómo era la muerte, María no tenía ni idea de cómo iba a suceder. ¿Sería rápido? ¿Le causaría algún dolor? Su cuerpo empezó a estremecerse de miedo y los latidos de su débil corazón se aceleraron. Pero en cuanto el ángel la tomó de la mano, todos sus temores desaparecieron y se disolvieron como el azúcar.
—Tranquila, no te va a doler —dijo el ángel, llevándose la mano de María al pecho—. Cierra los ojos, pequeña, y concéntrate en los sonidos que percibirás. ¿Los oyes?
María obedeció, pero se llevó una gran sorpresa al oír los latidos del corazón del ángel; ella no tenía ni idea de que los ángeles tuviesen corazón. Poco a poco, se dejó acunar por aquel sonido suave y tranquilizador. Y se dio cuenta de que, cuanto más fuerte sentía los latidos del corazón del ángel, más despacio latía su propio corazón. Y así hasta que la niña, sin fuerzas ya, exhaló su último aliento. Su ángel la tomó en brazos y la acostó con cuidado sobre la cama.
Minutos más tarde, cuando sus padres entraron en la habitación, se quedaron de piedra. Su hija no estaba en la cama. Llamaron a las enfermeras, advirtieron a todo el mundo de la desaparición de su hija, pero nunca pudieron encontrar a María. Se había desvanecido sin dejar ni rastro.

A excepción de las tres plumas de gaviota que se encontraron en su almohada.

lunes, 9 de mayo de 2016

Mis manualidades


¡Hola a todos!

Bienvenidos un día más a la Biblioteca, donde hay cabida para todos los temas que os podáis imaginar. Hoy os voy a hablar un poco de las manualidades que he estado haciendo a lo largo de principios de año. No son muchas, pero teniendo en cuenta que he tenido que hacer parones para alternar las manualidades con los deberes de inglés, con la corrección de mi novela, con la escritura de relatos para una antología... pues la verdad es que no está tan mal.

Espero que os gusten mucho!



Camiseta de The Legend of Zelda





Esta es la primera manualidad que me he animado a hacer, movida por mi entusiasmo por la saga de videojuegos The Legend of Zelda, que ya sabéis que es mi favorita. Las ganas de hacer esta camiseta vinieron cuando, mientras le daba vueltas a la idea de ir a una tienda de camisetas para estamparme una con mis personajes favoritos, encontré en YouTube un tutorial para hacer la camiseta que podéis ver en la foto. No es un personaje, pero es el Escudo Hylian, un objeto que cualquier zeldero que se precie desearía tener entre sus posesiones.

Para hacerla no se necesita nada del otro mundo: Fieltro de colores, pegamento textil, tijeras, hilo y aguja. Con un poco de paciencia, en menos de tres días podréis haceros vuestra propia camiseta, con la que podréis ir por ahí presumiendo de orgullo zeldero.



Pendientes de Prodigiosa Ladybug





Esta es una de mis manualidades favoritas, y eso que ha sido la más fácil de hacer de todas. No me ha hecho falta más que conseguir unos pendientes sencillos y tres esmaltes de uñas. Después de varias pruebas y errores, al fin conseguí pintar los pendientes al estilo de la famosa Prodigiosa Ladybug. Y me gusta tanto cómo me han quedado que me los pongo todos los días, ^^*



Cuaderno de dibujo







Otra manualidad muy bonita, aunque reconozco que podría haberla hecho bastante mejor. La idea para este cuaderno también la saqué de YouTube, de una mujer que enseñaba a hacer una agenda con materiales que podíamos encontrar en casa (cajas de cereales, folios, papel de colores, pegamento de barra...). Yo no necesitaba una agenda, pero como me apetecía probar a hacer esta manualidad, decidí convertirla en un cuaderno de dibujo. Al principio quería hacerlo con inspiración de Ladybug, porque mi gran deseo es tener el cuaderno de dibujo de Marinette. Pero, aunque parezca mentira, no he encontrado por ninguna parte papel de regalo que fuese únicamente de color rosa claro (todos son con dibujitos), así que me he tenido que conformar con el más parecido que he podido encontrar. Y aunque el resultado final podría haber sido bastante mejor, ya que las tapas son muy blandas y el papel con el que las he forrado ha dejado bollos, me siento muy satisfecha porque creo que me ha quedado muy bonito.



Peluches de animales





Una de las más cuquis que he hecho, pues ha contribuido a hacer de mi cuarto un lugar más kawaii. Y para hacer estas monadas no hace falta más que un calcetín de rizo, relleno de cojín, hilo y aguja, y para hacer los detalles se puede utilizar fieltro y cuentas de collar. Con un poco de maña e imaginación, se pueden hacer estos peluches tan bonitos y adorables, que podéis regalar como detalle a algún niño, añadirle una argolla para hacer un llavero, obviar el relleno y coserle una cremallera para hacer un monedero o cualquier cosa que vosotros queráis. ¡No pongáis límites a vuestra imaginación!



¡Y hasta aquí por hoy! Espero que os hayan gustado las manualidades que he hecho en estos meses. Sé que podría haber hecho más, lo sé, pero para empezar no está mal, ¿no? Si me decido a hacer nuevas manualidades, tal vez vuelva a compartirlas con vosotros! ^^*

martes, 3 de mayo de 2016

El arte en los Simpson IV


¡Hola a todos!

Pues aquí estamos con una entrega más de la galería de arte de Los Simpson. Queda poquito para terminar con los cuadros que se han visto en la serie, al menos eso creo. Es posible que en nuevos capítulos hayan aparecido más obras de arte, pero me he dado cuenta de que es más habitual encontrarlas en los capítulos pertenecientes a las primeras temporadas, que también son los mejores de todos.

Espero que os esté gustando mucho esta serie de entregas y, como no me canso de repetir, cualquier comentario, duda o sugerencia será muy bien recibida en la caja de comentarios, ^^*

Y así, sin más, echadle un vistazo a esta cuarta galería de arte simpsoniana:


42. El hijo del hombre (Magritte, 1964)

De las muchas tendencias artísticas que ha habido en la historia, es bien sabido que el Surrealismo tuvo un enorme influjo en el arte y en la forma de representar el subconsciente. Los cambios sociales, las nuevas corrientes de pensamiento y el deseo de plasmar los recovecos de la mente humana han sido los principales motores de la corriente surrealista, y Magritte lo muestra a la perfección en este famosísimo lienzo. Tenemos aquí el retrato de un hombre de unos 40 ó 50 años, ataviado con un sencillo traje y un bombín. Pero lo que realmente llama la atención es la manzana que está suspendida delante de su cara, tapándola casi por completo. Dicen los expertos que Magritte se autorretrató en este cuadro, aunque algunos teóricos sostienen que es esta una representación del Adán moderno o, partiendo del nombre de la obra, del hijo de Adán. La manzana, el mismo fruto que supuso la expulsión de Adán del paraíso, sería la tentación de la vida moderna, el pecado del hombre actual.




Existen varias representaciones de esta obra de arte en Los Simpson, todas perfectamente reconocibles. La primera de ellas la hallamos en la galería de arte de Bart Simpson, siendo él mismo el protagonista del cuadro.




Otra representación muy similar a la original la hemos podido ver en la carátula del CD de ruidos de museo que los presentadores de la televisión pública ofrecían a los espectadores que hicieran una donación para poder continuar con su programación.




Y otra versión del cuadro la tenemos en el lienzo que este alumno está pintando.





43. La muerte de Marat (David, 1793)

Famosísima pintura que es una de las grandes obras del período neoclásico, además de ser una de las imágenes icónicas de la Revolución Francesa. Representa esta obra el fallecimiento de Jean-Paul Marat, un científico y médico francés que estuvo muy relacionado con la facción jacobina de la Revolución. Marat fue apuñalado en 1793 por Charlotte Corday, quien apoyaba la facción girondina. Logró entrar en la casa de Marat con la pretensión de presentarle una lista de gente que debería ser ejecutada por ser enemigos de Francia. Marat, que en ese momento tomaba un baño para suavizar los picores de una enfermedad de la piel, le aseguró que se encargaría de ajusticiar a los culpables, y fue ese momento el que aprovechó Corday para apuñalarlo. David, que era un gran amigo de Marat, no sólo le organizó un espléndido funeral, sino que también pintó el momento de su muerte en este cuadro, que fue calificado como su mejor obra.




Una vez más, la galería de arte de Bart Simpson nos ofrece su propia versión de La muerte de Marat, aunque esta vez el protagonista es Homer Simpson. A destacar las palabras que ha escrito Homer antes de "morir" en el papel que sostiene su mano: Duff, Chips y Pork. Sin duda, los tres pilares de su existencia.





44. Marilyn Monroe (Warhol, 1962)

La obra pictórica de Andy Warhol ha sido ampliamente estudiada y difundida, pero esta imagen de Marilyn Monroe ha tenido una especial repercusión, y no sólo por el talento de Warhol para convertir una fotografía en todo un icono del pop art americano, sino también por la fama de Marilyn Monroe; este cuadro se pintó justo después de su muerte, lo que contribuyó a engrandecer el mito de la famosa actriz de Hollywood. La obra muestra el rostro en primer plano de la icónica Marilyn, pintada varias veces con colores muy vivos. Destacan el fuerte amarillo de su pelo y los colores utilizados para las sombras de ojos o el rojo intenso de los labios. Las sombras han sido acentuadas con negros definidos sobre el tono rosado de su rostro.




La versión simpsoniana de este cuadro se encuentra en posesión del millonario Artie Ziff, compañero de clase de Marge Simpson y eternamente encaprichado de ella. A tal extremo llega su obsesión por Marge, que Artie ha reunido una completa colección de arte inspirada en la mujer de sus sueños. Entre los cuadros y esculturas de Marge, podemos ver a la izquierda una parodia de la Marilyn de Warhol.





45. Misterio y melancolía de una calle (Chirico, 1914)

Una calle en penumbra al atardecer. Una niña corretea mientras juega con un aro. Un carromato de circo abierto en dirección al espectador. Luces y sombras muy marcadas en un escenario que inspira misterio, melancolía y, sobre todo, silencio. Influido por las lecturas de Nietzsche, Giorgio de Chirico pinta sentimientos, estados de ánimo profundos, misterio, sueño y meditación. Sus cuadros no muestran un entorno real, sino que juega con las formas, objetos y edificios para dar forma a un lugar imaginario donde el espectador puede encontrarse a sí mismo.




No existe una representación idéntica de esta obra de Chirico dentro de Los Simpson, pero la versión que pudimos ver en la galería de los horrores de Bart Simpson, con esa inconfundible sombra de Marge sobre la pared, recuerda mucho a las obras de arte del pintor griego.





46. Autorretrato (Van Gogh, 1889)

Nos encontramos ante uno de los retratos más bellos y significativos de Van Gogh, realizado inmediatamente después de su recuperación. Muestra al pintor con una salud aceptable (bien alimentado y con el alcohol limitado a medio litro diario), pero con las preocupaciones interiores que nunca dejaron de atormentarle. Se sabe que Van Gogh sufrió una grave crisis en 1889 de la que logró recuperarse, pero él mismo temía sufrir una recaída porque su enfermedad no le permitía pintar. Van Gogh emplea aquí una técnica muy personal en la que prima la línea ondulada que será su seña de identidad. El azul y el naranja realizan un contraste muy interesante, al igual que la línea que delimita la chaqueta y los ojos.




A lo largo de Los Simpson se ha homenajeado muchas veces a Van Gogh, y hemos de regresar a la galería de los horrores de Bart para ver una parodia de este famoso cuadro, sólo que con Homer Simpson ocupando el lugar del pintor.





47. La Gioconda o Mona Lisa (Da Vinci, 1503-1519)

Tenemos aquí uno de los cuadros más famosos del mundo, obra del maestro Leonardo Da Vinci, cuya vida y obra siempre han tenido un halo de misterio. Este retrato de Lisa Gherardini está considerado como el ejemplo más logrado de la técnica del sfumato, aunque su colorido original es menos perceptible debido al oscurecimiento de los barnices. Algunos estudios han determinado que la modelo podría estar embarazada en el momento en que se pintó el cuadro, y tanto su leve sonrisa como las manos colocadas amorosamente sobre su vientre podrían dar pie a pensar eso. La Gioconda fue la última gran obra de Leonardo Da Vinci y se sabe que siguió retocándola hasta sus últimos años.




¿Y dónde hemos podido ver a la Mona Lisa en Los Simpson? Pues en una imagen muy fugaz dentro de un capítulo de la Casa-Árbol del Terror. En esta imagen podéis ver cómo los policías de Springfield, creyendo que el monstruo que aterra a la ciudad es una momia (aunque en realidad es un vampiro), han tomado la decisión de prenderle fuego a todas las reliquias del museo de arte egipcio, entre las que inexplicablemente se encuentra una réplica de la Mona Lisa.





48. Muchacha ante el espejo (Rockwell, 1954)

Ya hemos tenido ocasión de comentar aquí algunas obras de Norman Rockwell, un artista cuya obra siempre nos hace dudar si estamos ante un talentoso ilustrador, un prodigioso pintor o un gran publicista. Sus obras son un reflejo claro de la esencia cultural norteamericana, mostrando escenas cotidianas que remiten directamente a personas, trabajadores o familias americanas de los años 40, 50 y 60. Es el caso de esta Muchacha ante el espejo, una niña de rostro tierno que mira su reflejo con una mezcla de tristeza y anhelo. Esta niña se hace preguntas sobre su futuro. Ha llegado a una edad en la que ha de dejar de lado las muñecas que la han acompañado en la infancia y sustituirlas por los cosméticos que tiene a sus pies para maquillarse como las mujeres de espléndida belleza que ve en su revista. El grado de detallismo que alcanza Rockwell es extraordinario, haciendo que sus pinturas casi parezcan fotografías.




Se ha homenajeado muchas veces a Rockwell en Los Simpson, aunque no haciendo parodias de sus obras de arte, sino haciendo que los personajes fuesen protagonistas de escenas como las que Rockwell pintaba. Es el caso de Marge Simpson, a quien vemos sentada ante el espejo de su cuarto, minutos antes de ir al baile de graduación. Como veis, la escena es calcada a la del cuadro del pintor norteamericano.





49. El nacimiento de Venus (Botticelli, 1485)

El Renacimiento italiano ha sido origen de muchísimas obras pictóricas de gran colorido y belleza. En la época gustaban mucho los mitos de la Grecia y la Roma clásicas, y todo el arte renacentista es una elevación de la antigüedad clásica como algo digno de imitar dada su perfección artística. Botticelli representó aquí la escena en la que la diosa Afrodita o Venus nace de la espuma del mar. Venus, que lleva el rostro de la bellísima Simonetta Vespucci, aparece en primer plano dentro de una concha, cubriéndose los genitales con sus cabellos dorados. A la izquierda, los dioses Céfiro y Aura impulsan el viento que la ha arrastrado desde la isla de Citera; a la derecha, una de las Horas extiende un manto para cubrir el cuerpo desnudo de la hermosa diosa.




Aunque Homer no puede presumir de poseer unos amplios conocimientos artísticos, los pocos que tiene le sirvieron para evocar la figura de Mindy Simmons como la Venus de Botticelli en esta escena sacada de su propia ensoñación.





50. Naturaleza muerta con botella y cesta de manzanas (Cézanne, 1890-1894)

Las pinturas de Cézanne son una representación perfecta del Postimpresionismo, movimiento artístico que surgió como rechazo a las limitaciones del Impresionismo. Los pintores postimpresionistas utilizaron en sus obras colores vivos, una aplicación compacta de la pintura, pinceladas distinguibles y temas de la vida real. Su deseo era representar la naturaleza de forma subjetiva. La naturaleza muerta es un tema que suele repetirse en muchos artistas, especialmente aquellos que tenían pocos recursos económicos, ya que era muy sencillo reunir piezas de fruta o botellas para hacer una composición. Tal es el caso de Cézanne, que para este bodegón preparó una composición con una cesta de frutas, un mantel, una botella y un plato con panecillos. A pesar de su simplicidad, es muy posible que preparar esta composición le hubiera llevado horas, concienzudo como era en su labor.




El homenaje al Postimpresionismo en Los Simpson se ha visto en el capítulo titulado La Familia Mansión, en el que la familia Simpson se quedaba al cuidado de la mansión del señor Burns mientras éste se iba a la Clínica Mayo a hacerse un chequeo. Entre los muchos cuadros que decoran las paredes de la casa del señor Burns, hemos podido ver un "auténtico" Cézanne, concretamente el bodegón que os he comentado antes, pero con una peculiaridad: Una de las manzanas es la cabeza del señor Burns.





51. Naturaleza muerta con Biblia y candelabro (Van Gogh, 1885)

La muerte del padre de Van Gogh en 1885 habría de motivar la ejecución de esta obra en la que el pintor ha representado la Biblia que pertenecía a su padre, predicador protestante. Junto al texto sagrado hay un libro más pequeño (la novela Joie de Vivre, de Émile Zola) y un candelabro con la vela apagada. El libro de Zola se considera la obra maestra del Realismo, pero el padre de Van Gogh opinaba que era una obra nefasta. La vela apagada entre ambos libros representa el intento de superación de la relación paterna. Respecto a la pintura, observamos una ausencia total de detallismo, trabajando el artista con rápidas pinceladas de tonalidades oscuras, aunque se pueden apreciar toques de azul, rojo y, sobre todo, el amarillo del libro, que obliga al espectador a centrarse en él.




En esta imagen que os presento a continuación hay varias obras de Van Gogh que analizaré en este post o más adelante. Pero la que nos ocupa está claramente visible en el centro de la imagen, rodeada por un marco amarillo.





52. Nighthawks (Hopper, 1942)

Traducido al castellano como Noctámbulos, este cuadro del pintor Edward Hopper es uno de los más reconocidos del arte estadounidense. Esta obra muestra a cuatro personas sentadas en una cafetería urbana, ya derribada, que estaba situada en el Greenwich Village de Manhattan. Hopper empezó a pintar el cuadro después del ataque a Pearl Harbour, cuando se sentía un gran desánimo y preocupación en todo el país, lo que también se refleja en el cuadro. La calle está vacía y dentro del local hay tres clientes que parecen ensimismados, inmersos en sus propios pensamientos. Incluso el único camarero del local parece más interesado en lo que hay fuera que en los clientes a quienes ha de atender. Se ha creído ver en esa obra una representación de la vida moderna, vacía y sola: esto se podría ver en la barra del bar, de la que no se puede salir, y en la ausencia de una puerta que dé a la calle, lo que continúa con la idea de estar atrapado o confinado.




Un bonito homenaje a esta obra lo hemos podido ver en Los Simpson en esta escena que veis a continuación. Como podéis comprobar, es prácticamente igual a la obra original de Hopper, salvo por uno de los clientes, que ha sido sustituido por el abuelo Simpson.





53. La noche estrellada (Van Gogh, 1889)

Esta famosa escena es una de las más vigorosas y sugerentes que ha pintado Van Gogh, y son muchos los académicos que la catalogan como su obra maestra. En 1889, Van Gogh se encontraba recluido en el manicomio de Saint-Rémy y mostraba en sus cuadros lo que veía por la ventana. A eso hay que sumar el interés que siempre le había suscitado la noche, tema que ya había plasmado en otras obras, y el resultado es este maravilloso lienzo. Van Gogh ha representado la silueta de un pueblo, con trazos oscuros muy marcados. Sin embargo, son las estrellas y la luna las que reclaman toda nuestra atención, con luces formando espirales y una luminosidad tan bella como irreal. Abundan los colores malvas, morados y amarillos, que muestran el estado eufórico del artista.




Casi de manera anecdótica ha aparecido esta formidable obra de arte en Los Simpson. Es difícil imaginar que esa imagen que está en la parte superior de la captura sea la misma obra de Van Gogh, pero la silueta del ciprés que domina la escena le delata.





54. Pajares en Giverny (Monet, 1884)

Se dice que, del grupo de pintores impresionistas que surgió en la segunda mitad del siglo XIX, ninguno fue más puramente impresionista que Monet. En su obra, el factor dominante es el gran esfuerzo que invierte en la incorporación de un nuevo tipo de visión, sobre todo el carácter de la luz. Puso también mucho énfasis en ejercer la pintura al aire libre (lo que se conoce como Pleinerismo), y ese es el caso de la obra que nos ocupa. Bajo la luz del sol, los pajares de Giverny adoptan tonos muy coloridos. El cuadro, con un inteligentísimo uso del color que oscila entre los tonos amarillos y los azulados, es pura luz. Refleja a la perfección la suavidad y calidez de una apacible tarde verano.




¿Y dónde hemos podido ver este cuadro en Los Simpson? Pues tenemos que regresar al Museo Springsonian para encontrar una reproducción de este cuadro de Monet, que podéis ver detrás de Marge, aunque los colores utilizados ofrezcan una imagen un tanto "siniestra" del lienzo original.





55. Un par de zuecos de cuero (Van Gogh, 1888)

Volvemos otra vez a Van Gogh con una obra de sus últimos años, en unos momentos en los que el artista deseaba recoger en sus lienzos sus propios objetos para expresarse a través de ellos. Ese es el motivo que le llevó a pintar este par de zuecos, tal como había hecho en París y Neuen, y cambiando así el concepto de naturaleza muerta. El par de zapatos está visto desde una perspectiva alzada, en diagonal, sobre una superficie amarilla. Unas líneas oscuras y firmes forman los contornos del calzado. Mediante una serie de pinceladas cortas pero muy seguras, Van Gogh da vida a los zapatos con tonalidades negras, marrones y, sobre todo, amarillas, color que cada vez irá ocupando un mayor peso en su obra.




El camión de cuadros de Van Gogh vuelve para ofrecernos esta obra del artista neerlandés, que podéis ver en la esquina superior izquierda.




Bueno, pues hasta aquí la cuarta entrega de la galería de arte de Los Simpson. Espero que os esté gustando mucho y que me dejéis algún comentario añadiendo alguna cosa que se me haya olvidado, aportando nueva información o para avisarme de que me he equivocado al dar algún dato. ¡Todos vuestros comentarios serán bien recibidos!