martes, 2 de mayo de 2017

Mystic Messenger Stories: La historia de Yoosung


¡Hola a todos!

Hace unas semanas subí en este mismo blog un post en el que hablaba sobre mi experiencia gamer con el Mystic Messenger, un juego otome descargable para el móvil o la tablet en el que tendremos que conseguir que cuatro chicos (y una chica, jeje) se enamoren de nosotras y quieran ser nuestros novios a pesar de las dificultades que encontraremos por el camino. No voy a extenderme mucho con la descripción del juego, ya que podéis leerlo aquí si os apetece saber de qué va.

De lo que sí quisiera hablar hoy es de la increíble obsesión que me ha generado este juego. Al principio, empecé a jugar con la típica dejadez de quien piensa que puede echar un par de partidas en un determinado momento y después dejar el juego hasta la tarde o hasta después de cenar. Pero me di cuenta de que, con el paso de los días, empezaba a viciarme cada vez más y más (y, de paso, a viciar a otras amigas al juego ^^). Descubrí que estaba mirando el móvil a cada rato, que saltaba de alegría cada vez que se abría un nuevo chat, que esperaba con ilusión y ansiedad los mensajes de texto de los chicos a los que estaba siguiendo. Me encantaban las ocurrencias de los personajes, sus historias personales, sus palabras de amor y cariño cuando conseguía que me tuvieran en cuenta para ser su novia. ¡Por Dios, he llegado a ponerme a jugar al Mystic Messenger en el trabajo, jugándome el tipo inconscientemente solo por no perderme el chat que tocaba en ese momento!

Mystic Messenger está considerado el mejor juego otome que ha salido hasta la fecha, y creo que esto es así por las historias de los personajes que lo protagonizan. Al principio parece que son los típicos personajes planos que no tienen más que un par de matices para que podamos diferenciarlos entre ellos, pero pronto nos damos cuenta de que hay mucho más detrás de cada personaje. Todos ellos tienen unas características propias que les hacen únicos, especiales y, sobre todo, ayudan a que les diferenciemos bien entre ellos. Un chico inmaduro, un actor narcisista, un ejecutivo estirado, un hacker estrafalario... Todos ellos tienen sus personalidades y, sobre todo, su propia historia.

Hace unos días, una amiga a la que he viciado a medias al juego (es decir, no se lo ha descargado porque no puede jugarlo, pero le encantan los personajes y las historias) me pidió que le contara detalles sobre mis resultados en el juego, demostrando que tenía mucha curiosidad por saber de qué trataban las rutas de los personajes y cómo éstos iban evolucionando. Y hacia el final de la conversación, me dijo que le encantaría leer un recopilatorio de todas las historias de los chicos del Mystic Messenger.

Y he aquí el por qué de la existencia de este artículo, el primero de los cuatro que tengo pensado escribir y publicar aquí. Durante las próximas semanas voy a escribir los perfiles y biografías de los cuatro personajes masculinos de Mystic Messenger (no he hecho la ruta de Jaehee, así que no puedo hacer su biografía), esperando que así sea más fácil de seguir sus historias personales y comprender sus motivaciones. He optado por renunciar a los bad endings; ya sabéis, esos finales alternativos en los que las cosas no salen demasiado bien para nuestro personaje, ya que creo que no son más que una posibilidad entre muchas de terminar la historia. Así pues, me centraré en la historia siguiendo la línea del good ending y añadiendo detalles que son puro SPOILER, así que si estáis jugando al juego y no queréis que os destripe nada, no debéis seguir leyendo.



Yoosung





Yoosung Kim es un chico de 21 años que forma parte de la RFA, siendo el más joven de los cinco miembros principales. En su vida diaria asiste a la SKY University, aunque no dedica a sus estudios toda la atención que debería; en realidad, le dedica más tiempo a los videojuegos que a estudiar, lo que le ha valido algún que otro suspenso. Al apenas haber pasado la adolescencia, Yoosung todavía es un chico bastante inocente e inmaduro al que sus amigos no suelen tomar demasiado en serio.


Biografía

La historia de Yoosung está marcada inexorablemente por la figura de Rika, la fundadora de la RFA. Yoosung y Rika eran primos, pero no se conocieron durante su infancia. Se vieron por primera vez durante una cena familiar, cuando Yoosung estaba en secundaria. Como ambos tenían caracteres similares, desde el primer momento se cayeron bien, y la relación entre ellos se estrechó todavía más cuando Yoosung empezó a realizar trabajos de voluntariado junto a ella. Lo que empezó siendo una actividad destinada a cubrir créditos escolares, acabó convirtiéndose en la razón de vida de Yoosung. Por eso, no es de extrañar que cuando Rika y su prometido V fundaron la RFA, una asociación destinada a recaudar fondos para ayudar a los más necesitados, él fuese uno de los primeros en ingresar.

Durante un tiempo, Yoosung tuvo la oportunidad de conocer y trabar amistad con el resto de miembros de la asociación. Sin embargo, todo su mundo se vino abajo cuando el mismo día de su graduación en el instituto, Yoosung recibió la noticia de que su querida Rika se había quitado la vida. Las extrañas circunstancias de su muerte y el hecho de que no se hubiera encontrado el cuerpo ni rastro alguno de un testamento o última voluntad, hicieron que el dolor de Yoosung fuese insoportable. Para descargar su frustración, empezó a tomarla con V, el prometido de Rika, a quien consideraba el mayor responsable de la muerte de su prima. Para Yoosung, el hecho de que Rika hubiese decidido quitarse la vida solo podía responder a una negligencia por parte de V, que no había sabido ver que le ocurría algo malo. La actitud de V, quien rehusaba hablar del suicidio de Rika y además mostraba ciertos comportamientos muy sospechosos, no ayudó a Yoosung y solo sirvió para que la animadversión que el muchacho sentía hacia él se hiciera cada vez más fuerte.

Con el tiempo, Yoosung empezó a encerrarse en sí mismo. De cara a los demás seguía siendo el chico amable, alegre e inocente de siempre, pero pronto dejó de interesarse por las cosas que antes le apasionaban. Descuidó sus estudios universitarios para centrarse por completo en el LOLOL, un videojuego de fantasía que le ayudaba a evadirse de la realidad cuando ésta se le hacía demasiado insoportable. También empezó a ingresar en clubes que le llamaban la atención pero que no tardaban en aburrirle. El hecho de no tener novia ni gustarle a ninguna chica también hizo mella en su carácter sensible e impresionable, ya que Yoosung tenía el convencimiento de que las chicas le veían como un crío. Llegó a creer que solo encontraría a su media naranja en una chica que fuese tan dulce y amable como su adorada Rika.



Yoosung y Rika


Todo cambió cuando MC llegó por casualidad a la RFA. A pesar de ser una completa desconocida recién llegada a la asociación, Yoosung no tardó en confiar en ella. La recibió con los brazos abiertos y le mostró un gran aprecio desde el principio, llegando a revelarle secretos muy íntimos sobre su pasado que no había compartido nunca con nadie. La razón de esta extrema muestra de confianza es que Yoosung vio en MC muchas de las virtudes que había tenido Rika y que él tanto admiraba en una chica: nobleza, bondad, dulzura y generosidad. El hecho de que MC se mostrara preocupada por el bienestar de Yoosung y por las cosas que a éste le gustaban, contribuyó a que el interés del muchacho aumentara más y más. Esto hizo que, para sorpresa de todos los miembros de la RFA, Yoosung y MC se enamoraran y se declararan sus sentimientos a los pocos días de haberse conocido y a pesar de no haberse visto nunca cara a cara.

Pero entonces ocurrió algo que nadie esperaba. Guiada por el desconocido que había hackeado su teléfono móvil, MC había llegado al antiguo apartamento de Rika, cuya localización era alto secreto hasta para los propios miembros de la RFA. En el apartamento, Rika había guardado todos los informes referentes a las actividades de la asociación, incluyendo información reservada sobre los invitados que acudían a las fiestas benéficas. Con la ayuda de Seven, instaló un sistema de protección de datos altamente destructivo y peligroso, pues consistía en una bomba que estallaría en cuanto se detectara la presencia de un intruso. Seven descubrió que el sistema de seguridad del apartamento había sido alterado por otro hacker, haciendo que fuese imposible para MC escapar del apartamento; por desgracia, tampoco se podía mandar a alguien para ayudarla, ya que el sistema de seguridad había sido reprogramado para que la bomba estallara en cuanto alguien entrara o saliera del apartamento.

Ante esta situación, los sentimientos de Yoosung oscilaron entre la ira y el miedo. El temor que sintió al pensar que podía perder a MC le hizo rememorar el dolor que había sentido por la muerte de Rika y no tardó en perder los nervios. Culpó a Seven y a V por haber accedido a que se instalara la bomba y les exigió que hicieran algo por proteger a MC. Furioso y dolido, se enfrentó a V y lo acusó no solo de haber apartado a Rika de su lado, sino también de intentar hacer lo mismo con MC. La dura discusión se paralizó cuando V reveló sin querer que Rika había mantenido ocultos muchos secretos, uno de los cuales era que padecía una grave enfermedad mental.

Mientras Seven intentaba solucionar el problema de la bomba, Yoosung se apartó del mundo y se encerró en su casa para reflexionar acerca de lo que acababa de descubrir. En su corazón había sentimientos encontrados. Por un lado, se negaba a aceptar que Rika hubiese padecido una enfermedad que pudo haberla conducido al suicidio, ya que eso no correspondía con la imagen que él tenía de Rika. Por otra parte, tenía que admitir que era muy posible que Rika le hubiese ocultado su estado mental, lo que significaba reconocer una verdad muy dolorosa para Yoosung: que Rika le había mentido y que no la conocía tanto como él creía.



"Rika... ¿Por qué...?"


Preocupada por Yoosung, MC habló con V y le suplicó que tratara de arreglar las cosas con él. Sabía que Yoosung llevaba arrastrando un proceso de duelo durante demasiado tiempo y comprendió que no podría superarlo jamás si V no respondía de una vez a las preguntas que tanto le atormentaban. Al comprender que Yoosung seguía sufriendo demasiado por la muerte de Rika, V decidió regresar del extranjero para hablar con él. En una escena realmente conmovedora, V abraza y consuela a Yoosung a pesar de que éste sigue empecinado en culparle por el suicidio de Rika. Sin embargo, el rencor de Yoosung se evapora en cuanto se da cuenta de que V tiene que usar gafas oscuras y un bastón. Acababa de descubrir que V se estaba quedando ciego y que la culpable de su estado había sido la propia Rika.

La visita de V tuvo la virtud de hacer salir a Yoosung de su enclaustramiento. Acabó por asimilar que Rika, a pesar de haber sido una persona excepcional, no volvería jamás a su lado por mucho que la evocara en sus pensamientos; en cambio, MC sí estaba ahí y su corazón le decía que valía la pena luchar por ella. Yoosung decidió que ya era hora de dejar el pasado atrás y hacer todo lo posible por proteger a MC y así demostrar ser digno de su amor. Por eso no sorprende que, cuando Seven descubrió el escondite secreto del hacker que había modificado la bomba y barajó la posibilidad de ir a curiosear sus actividades, Yoosung también decidiera acompañarle a pesar del peligro que ambos corrían si alguien los descubría. MC le rogó a Yoosung que no se arriesgara tanto por ella, pero Yoosung estaba decidido a darlo todo por protegerla. Antes de despedirse, se confesaron su amor y prometieron verse muy pronto.

La pista del hacker guió a Yoosung y a Seven a una extraña mansión situada en las montañas de la que nunca habían oído hablar. Se infiltraron en la mansión y empezaron a extraer información de la sala de ordenadores, pero fueron descubiertos por Desconocido, el hacker que había enviado a MC al apartamento de Rika y que había modificado el sistema de seguridad. Tras una breve conversación, Seven se dio cuenta de que Desconocido le había tendido una trampa con el único objetivo de capturarle. Aunque sus palabras eran confusas, Seven supo que Desconocido sabía quién era él y que, por algún motivo, quería vengarse. Cuando comprendió el por qué, toda su fuerza se desmoronó y fue incapaz de reaccionar contra Desconocido. Pero Yoosung sí que lo hizo. Echó a Seven del cuarto y se quedó a merced del sadismo de Desconocido, que decidió torturarle por diversión.



"¡La protegeré!"


Mientras tanto, MC seguía sin saber noticias de Yoosung. Los demás miembros de la RFA intentaban darle ánimos y la conminaban a confiar en que Yoosung no rompería su promesa de regresar a su lado sano y salvo. Después de un largo día sin respuestas, MC recibió por fin un mensaje de Yoosung diciéndole que todo había salido bien, que el problema con el hacker se había solucionado y que ahora, por fin, podían verse sin ningún peligro. Acordaron que se encontrarían al día siguiente, cuando se celebrara la fiesta benéfica en la que MC tanto había trabajado, aunque Yoosung señaló que tal vez llegara un poco tarde.

Cuando llegó el gran día y la fiesta dio comienzo, el nerviosismo de MC era más que evidente. No solo iba a conocer a los miembros de la RFA, con quienes tanto había conversado en las salas de chat, sino que también iba a encontrarse por fin con Yoosung. Jaehee, Zen y Jumin la recibieron con los brazos abiertos y le dieron la enhorabuena por haber sabido organizar la fiesta, pero Seven parecía ser incapaz de mirar a MC a los ojos. Al fin, abrumado por los remordimientos, confesó que Yoosung no estaba en la fiesta porque había resultado herido en un ojo durante su incursión en la mansión de las montañas y le había obligado a mantenerlo en secreto para no preocupar a nadie. Pero antes de que todos fuesen corriendo al hospital, Yoosung les sorprendió apareciendo en la fiesta y subiendo al escenario para hablar en público. Con el ojo izquierdo cegado y cubierto con vendajes, Yoosung pronunció un discurso en el que manifestó la inmensa admiración que siempre había sentido hacia su prima Rika por haber sido capaz de traer felicidad a los demás sin pedir nada a cambio. Y concluyó diciendo que se sentía muy dichoso por haber conocido a MC, pues su amor por él había conseguido mostrarle que el camino hacia la felicidad era posible. Y por fin, tras varios días de emociones intensas y sentimientos a flor de piel, Yoosung pudo acercarse a MC y darle un dulce beso en los labios.




La historia de Yoosung finaliza como cabría esperar en él. Cuatro años después de los hechos, Yoosung no solo ha conseguido sacarse la carrera de Veterinaria, sino que tiene su propia clínica. MC va a hacerle una visita para regalarle un par de gafas, con las que Yoosung disimula su ojo todavía ciego. Sin embargo, a pesar de estar arrastrando todavía las consecuencias de su audacia, Yoosung se considera el más feliz de los hombres. El amor que le profesa a MC es tan grande que se siente aterrorizado. La quiere tanto que tiene miedo de que algún día ella desaparezca de repente y no vuelva a verla, pues sabe que sería incapaz de vivir una vida normal sin su adorada MC. Para celebrar sus nuevas gafas, Yoosung le propone a MC que salgan a comer juntos, si a ella le apetece tener una cita con su marido.



Personalidad

De todos los miembros de la RFA, Yoosung es el más sensible y emocional. Alegre por naturaleza, es un chico que sonríe con facilidad y se abre a las nuevas amistades sin hacer reservas, ya que la desconfianza no forma parte de su carácter. Por su inocencia e ingenuidad se le describe a menudo como un crío o un cachorrito adorable.

Pero no todo en Yoosung es alegría y jovialidad. Bajo esa apariencia tan dulce se oculta la verdadera naturaleza de Yoosung, que es la de un chico cuyas emociones desbordadas le impiden razonar y le hacen cometer todo tipo de disparates que ponen en riesgo su vida y la de sus seres queridos. En circunstancias normales, Yoosung es un chico tranquilo y amable, pero cuando teme por la seguridad de sus seres queridos pierde los nervios por completo y es capaz de decir cosas muy hirientes; no son pocas las ocasiones en las que MC le pide a Yoosung que procure calmarse cuando hable con V, ante quien suele perder la compostura por el rencor que todavía le guarda por la muerte de Rika. El propio V dice en una ocasión que el corazón de Yoosung es puro fuego; tan solo hay que alimentarlo con la chispa adecuada para que estalle y consuma todo lo que tiene a su alrededor.

Además de su alegría y dulzura, lo que más caracteriza a Yoosung es su propensión hacia el amor. Es un chico que vive única y exclusivamente para amar. Tiene tanto amor para dar que se entrega sin reservas a quien le muestra un mínimo de afecto. Esa es la razón de que MC le guste desde el principio, pues se da cuenta de que ella ha visto en él detalles que los demás han preferido ignorar. Y Yoosung también ha visto virtudes en MC que la hacen muy atractiva a sus ojos, pues son las mismas que tenía su adorada prima Rika.

Sin embargo, esa entrega absoluta de amor tiene su parte negativa, que tiene que ver con el carácter un tanto obsesivo de Yoosung. Cuando habla con MC, suele compararla a menudo con Rika, llegando incluso a imaginarse a MC con el aspecto de Rika (aunque físicamente son del todo diferentes). Sus amigos se dan cuenta de que Yoosung está distorsionando la realidad: está tan desesperado por recuperar a Rika que identifica a MC con ella, lo que ha llevado a especular si los sentimientos que Yoosung sentía por Rika eran de amor incestuoso. Con los debidos consejos, Yoosung se da cuenta de que compara a MC con Rika porque ambas están llevando a cabo la misma labor; al fin y al cabo, MC está ocupando el puesto de Rika dentro de la RFA, y es tan generosa y altruista como lo fue ella. Pero, por otra parte, Yoosung se da cuenta de un detalle muy importante, y es que considera que MC es incluso más amable que Rika, lo que le lleva a comprender que lo que sentía por Rika era admiración, mientras que lo que siente por MC es verdadero amor.

La ruta de Yoosung está enfocada en la madurez del personaje que la protagoniza. Yoosung empieza siendo un muchachito distraído que falta a clase para quedarse en casa jugando al LOLOL, pero después de conocer a MC comprende que quiere ser un hombre capaz de sacrificarse por la persona que ama y de estar a su lado para protegerla de cualquier peligro. Poco a poco dejará los videojuegos, retomará los estudios y madurará rápidamente hasta acabar convirtiéndose en el hombre que siempre ha querido ser.



"I love you... my precious girl"

¡Y hasta aquí por hoy! Espero que os haya gustado mucho. Si es así y queréis seguir leyendo más cosas sobre Mystic Messenger y sus personajes, decídmelo en los comentarios. ¡Anyoooo!

5 comentarios:

  1. ¡Weee! ¡Me has hecho caso! :-D
    A pesar de que no tengo tiempo para videojuegos ni me gusta mucho jugarlos, me encanta saber cosas sobre ellos si tienen trasfondos y personajes molones. Y en estos casos, se cumplen los requisitos con creces.
    ¡Gracias por compartir la historia de tu Rayito de Sol! Te ha faltado, sin embargo, compartir y explicar el after ending, que en este caso ya lo conozco y es precioso, pero estaría bien que tus otros lectores también lo conocieran y que contases también el de los demás.
    ¡Espero la siguiente historia como agua de mayo! ^^*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y te sorprendes? ¡Siempre te hago caso! ^^

      ¡Es verdad, no he puesto el after ending! ¡Y con lo bonito que es! Pues nada, edito ahora mismo y lo añado a la historia.

      Y si esperas el resto de historias, pues te anuncio que la siguiente es la de Zen. Aunque ya estoy trabajando en la de Jumin, que me parece que va a ser la que más te guste XD

      Eliminar
    2. Creo que me van a gustar todas; son muy bonitas. ¡Y no te olvides de poner todos los after-endings! :-D

      Eliminar
  2. Estoy enviciada con yoosung 😍 muchas gracias por la historia 😍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y quién no? ^^* Es que Yoosung es amor puro, todo él! Fue mi primera ruta y, aunque mi favorito es Seven, siempre le tendré un cariño especial a Yoosung. ¡Me alegro de haber encontrado a otra fan de Mystic Messenger!

      Eliminar