lunes, 17 de junio de 2013

Los mejores villanos de Disney


Si tenéis mi edad, seguro que sois nostálgicos de Disney. No importa que seáis cínicos, amargados o fans del heavy metal; seguro que se os dibuja una sonrisita cuando volvéis a ver un corto o una película de vuestra infancia. Y es que las películas antiguas de Disney hicieron posible lo que ahora no son capaces de repetir: que los niños vivan la magia. Hoy en día, en plena era de la tecnología, las películas de Disney parecen artificiales, cortadas todas por el mismo patrón, y carentes de ese "algo" que las hacía tan especiales.

Disney nos legó historias inolvidables, paisajes de ensueño, magia sacada de otro mundo y, sobre todo, una lista de personajes que todavía guardamos en nuestra memoria. Y no hablo sólo de los protagonistas, esos príncipes y princesas que se caracterizaban por su gran valor o por su lucha contra la adversidad. Me refiero también a los villanos, esos seres salidos del Averno que controlaban fuerzas oscuras y recurrían a todo tipo de artimañas para destruir a los protagonistas y hacerse dueños del mundo. Sin lugar a dudas, los villanos de Disney nos han regalado momentos de tensión, expectación e incluso miedo, porque algunos villanos eran terribles y homicidas, y uno tenía que tragar saliva y desear no cruzarse nunca en su camino.

Por eso hoy inauguro un pequeño ranking dedicado a Disney, y he decidido empezar por los villanos, porque creo que hasta el día de hoy siguen siendo los personajes más ricos en matices de la factoría. Algunos de ellos tuvieron un destino fatal, acorde con la maldad de la que hicieron gala en vida.

Estos son los mejores villanos Disney según mi opinión:




10) Cruella de Vil



Cruella de Vil es la caprichosa e iracunda antagonista de la película 101 Dálmatas (1961). Es una vieja ricachona que adora por encima de todo ataviarse con pieles de animales. Para ella, la perfección es enfundarse en un abrigo de visón o cubrirse las manos con guantes de piel de conejo. Su desmedida obsesión por las pieles la lleva a querer satisfacer caprichos absurdos, como la de confeccionarse un abrigo con pieles de cachorros de dálmata. Es por eso que siente un ardiente deseo de hacerse con la numerosa camada de Pongo y Perdita, y no duda en hacer cualquier locura con tal de cumplir su objetivo.


Cruella no practica ningún tipo de hechicería, pero es una bruja en toda la extensión de la palabra. Es mala y mezquina, egoísta como ella sola, incapaz de sentir empatía por nadie en el mundo. No acepta una negativa por respuesta y se lo toma todo como algo personal. Cuando se le mete algo entre ceja y ceja, sobre todo algo que tiene que ver con magníficas pieles de animal, está dispuesta a hacer de todo para llevar a cabo sus caprichos.


Algunos quizá penséis que, por su ambición y su maldad indiscutibles, Cruella debería estar en un puesto más alto que el que aquí ostenta. Sin embargo, la he puesto aquí porque, a modo de excepción entre la mayoría de villanos de Disney, Cruella de Vil aprendió de sus errores y consiguió reformarse (en las películas), cosa que no ha ocurrido con la gran mayoría de villanos.




9) Shan Yu


 
Shan Yu apareció por primera vez en la película Mulán (1998) como enemigo no sólo de la protagonista femenina, sino de toda China. Su figura está basada libremente en Atila el Huno, un guerrero estepario que siembra el caos y la destrucción por dondequiera que pasa. Su mayor ambición es derrocar al Emperador y hacerse con el control de toda China, aunque sea arrasándola hasta los cimientos.


Pero aunque Shan Yu tiene poco que ver, al parecer, con el Atila histórico, sí que se ajusta bien a lo que las leyendas decían sobre él. Ciertamente, por donde pasa Shan Yu no vuelve a crecer la hierba. Es un guerrero implacable y feroz, y su aspecto infunde temor. Sus motivaciones para conquistar China se reducen a una sola: Conquistará el imperio porque a él le da la gana. No necesita más razón que esa. Sin embargo, aunque en eso se parece un poco a Cruella, Shan Yu es más fiero y malvado que ella. Un aspecto que resulta bastante tétrico en él es su silencio. Shan Yu habla muy poco, porque una sola mirada o una de sus sonrisas taimadas es capaz de congelar de miedo al más pintado.


Sin duda, un gran villano del que se podría sacar muchísimo jugo, pero que queda eclipsado por la retorcida maldad de otros villanos que todavía van a aparecer en esta lista.




8) Oogie Boggie


 
Oogie Boggie tiene el honor de ser uno de los villanos más malos y absurdos de la historia de Disney. Le conocimos en Pesadilla Antes de Navidad (1993) como enemigo de Jack Skellington, al que ansiaba destruir para hacerse con el título de Rey Calabaza en Ciudad de Halloween.


El propio aspecto de Oogie ya inspira poco respeto, pues no es más que un orondo saco de arpillera relleno de insectos asquerosos. Le encantan las apuestas, aunque su habilidad para los dados es bastante dudosa; sin embargo, compensa esa falta de aptitudes haciendo trampas a todas horas. En realidad, es un villano muy básico. Su comportamiento incluso podría calificarse de infantil, puesto que su pretensión de ser el Rey Calabaza es un capricho muy tonto. Sin embargo, que esto no nos engañe: Oogie Boggie, en su demencia, puede llegar a ser extraordinariamente malvado. En su esperpéntica mansión ha construido una sala de torturas para hacer sus delicias y los suplicios de sus infortunadas víctimas, lo que lo pone por encima de los villanos anteriores.


Si queremos sacarle algo negativo a este personaje es que, precisamente por esa ambigüedad entre lo infantil y violento de su comportamiento, es aceptable sólo para niños; muchos adultos lo verán como un personaje un poco ridículo y estrafalario… aunque sin dudar de su extraordinaria maldad.




7) Clayton


 
Clayton es un villano que abre un paréntesis en lo que a personajes malvados se refiere, ya que después de verle en Tarzán (1999), no hemos vuelto a tener un malvado en condiciones hasta la aparición del Doctor Facilier, antagonista de Tiana y el Sapo.


Al igual que ocurría con Cruella de Vil, Clayton es un villano que la toma con los animales, en este caso con los gorilas. Pero existe una importante diferencia con Cruella, y es que la ricachona quería matar a los dálmatas para hacerse un abrigo, mientras que Clayton caza gorilas primero por dinero, y después por puro placer. Es un sádico, un hombre que disfruta matando. Al principio se podría pensar que lo hace porque espera sacar un beneficio monetario, pero pronto vemos que no es así. Clayton no puede inspirar más que odio, porque él mismo desprende odio hacia los animales. Cruel, sanguinario, irascible… Es un verdadero psicópata.

 
En la película tenía un final tan memorable como cruel, a la altura de su papel como villano. Creo que se puede afirmar con bastante rotundidad que es uno de los antagonistas más malévolos de esta lista.




6) Jafar


 
Jafar es uno de los malos más carismáticos que encontraréis en el ranking, y más de uno habría deseado verle en un puesto más alto. En la película Aladdín (1992) desplegó todas sus artes como visir del sultán, demostrando ser taimado y ambicioso en grado sumo.


Jafar es uno de los villanos Disney más recordados por los de mi generación. Y es que en él se combinan astucia, inquina y sarcasmo a partes iguales. Jafar no es nada tonto; de hecho, es muy inteligente. En sus planes no hay cabos sueltos, pues lo tiene todo planificado al milímetro. Su ambición es tan alta que no duda en usar hechicería para conseguir lo que quiere, y es la propia hechicería la que acaba con él cuando decide, en un acto supremo de soberbia, convertirse en un genio todopoderoso. Son famosos sus comentarios sarcásticos e irónicos, sobre todo en los momentos de mayor tensión. Lo que lo diferencia de los anteriores es su gran inteligencia; otros villanos de Disney se lanzan a la carga sin pensar, por puro instinto, y eso es algo que Jafar nunca haría.


En resumen, un antagonista casi perfecto. Lástima que no tuviera un final a la altura de su maldad, algo que sí tuvo en la segunda parte de Aladdín que, dicho sea de paso, es un bodrio de los grandes.




5) Claude Frollo


 
¡Ah, uno de mis villanos favoritos! El juez Claude Frollo, a quien conocimos en El Jorobado de Notre Dame (1996), reúne en su persona varios factores que lo convierten en un ser temible a ojos de todos: maldad, frialdad y un exacerbado fanatismo religioso que rige todos sus actos.


Frollo es un hombre implacable con aquellos que son diferentes. Para él, los términos “diferente” y “pecado” son sinónimos. Es el azote de los gitanos, a los que acusa de cometer robos y otros crímenes que él mismo se inventa o que cometen sus propios hombres por orden suya. Su repulsión por ellos es tal que ni siquiera cuando se ve obligado a hacerse cargo del bebé deforme de una madre gitana (que muere mientras Frollo la está persiguiendo) siente un ápice de compasión. Por el contrario, él mismo le pone el nombre de Quasimodo, que en latín significa “a medio hacer”, lo que muestra su desprecio. A todo esto se suma su inclinación por la religión, convirtiéndose en un auténtico fanático que se cree imbuido del poder divino, aunque con debilidades carnales que le molesta tener que reconocer.


Su final no deja de ser irónico, ya que cuando está a punto de matar a Quasimodo y Esmeralda, declama la siguiente frase: “Y Dios castigará a los malvados y los arrojará a un pozo de fuego”. Acto seguido, la gárgola sobre la que se apoya cede y Frollo cae al abismo de fuego que se ha abierto a los pies de la catedral de Notre Dame.



 
4) Reina Grimhilde


 
Por el nombre de Grimhilde muy pocos la conocerán. Pero si digo que es la Madrastra de Blancanieves y los Siete Enanitos (1937), ahora sí que caéis. La reina Grimhilde fue una de las primeras villanas de Disney, y también una de las más memorables. Tanto es así que hasta hoy en día sigue siendo el paradigma del rencor y la maldad.


Grimhilde es una mujer que tiene todo lo que podría desear. Es una poderosa reina que domina las fuerzas de la magia y tiene a todo un reino a su merced. Sin embargo, siente la necesidad de quedar siempre por encima de los demás, y por eso atosiga todos los días a su espejo mágico para que le confirme que ella es la mujer más hermosa del reino. Cuando se da cuenta de que Blancanieves la supera, urde varias tramas para quitarla de en medio. No siente cariño alguno por su hijastra; solamente quiere matarla para asegurarse de que ella seguirá siendo la más hermosa del reino. Egocéntrica hasta lo inimaginable, su muerte también es bastante irónica, porque acaba pereciendo convertida en la antítesis de lo que deseaba ser.


Sin lugar a dudas, una de las mejores malas de la historia de Disney. Pero, pese a que es una gran villana, la malvada Madrastra es superada ampliamente por los tres villanos que vienen a continuación.




3) Úrsula


 
La Bruja del Mar, la única e indiscutible, es Úrsula. En La Sirenita (1989) desplegaba todo su poderío como villana y enemiga acérrima de Ariel y su padre, el rey Tritón. Es más malvada y mezquina que Jafar, y por eso ocupa un puesto tan alto en el ranking.


Úrsula es la amalgama perfecta entre maldad y ambición. Al contrario que otros villanos, ella lleva a cabo sus planes mediante la astucia, induciendo a los protagonistas a firmar contratos por los que ella les presta su magia a cambio de un pago. Huelga decir que Úrsula se encargará de que los demás incumplan el contrato, pasando a ser ella la única beneficiada. No tiene ningún problema en aprovecharse de la ilusión de Ariel por ser humana, mostrándose ante ella como una amiga que la comprende. Lo que no le revela es que la hija predilecta del rey Tritón será la llave que le abra las puertas para ascender al trono oceánico.


Presumida, perversa, llena de mala voluntad: así es Úrsula. Tiene además el honor de ser una de las pocas villanas que consigue su objetivo poco antes de morir de una manera dolorosa y cruel. Tan poderosa como malvada, Úrsula se regocija con la desgracia ajena y es capaz de cometer cualquier brutalidad cuando alguien atenta contra sus planes.


De todas las villanas de Disney, Úrsula es la más inteligente y astuta de todas. Un verdadero placer para los amantes de este tipo de antagonistas.


 

2) Scar



El cruel y taimado Scar, hermano del rey Mufasa, es el principal villano de El Rey León (1994). Después de pasarse toda una vida a la sombra del poderoso Mufasa, la envidia de Scar es tan grande que nada lo conmueve, ni siquiera el cariño que le profesa al principio el pequeño Simba.

 
Scar es uno de esos villanos con los que uno desearía no encontrarse nunca. Su falta de fuerza física la compensa con una grandísima inteligencia que le hace salir airoso de muchas situaciones. Engaña a todo el mundo por igual, porque además tiene mucha labia, y nunca se sabe lo que está tramando. Los celos que le profesa a Mufasa son tales que hasta provoca su muerte y después culpa a Simba por ello. Quiere poder, pero cuando lo tiene no sabe cómo utilizarlo. Es un tirano incapaz de reinar con eficiencia porque su egoísmo es infinito, al contrario que Mufasa, cuyo nombre no consiente que se pronuncie en su presencia. No le importa que las presas abandonen su reino muerto ni que sus súbditos se mueran de hambre; el saber que ha conseguido pasar por encima de su hermano para convertirse en el rey de la sabana es suficiente placer para él.

 
En el fondo, Scar es un ser mortificado por la envidia, superado irremediablemente por la sombra de su hermano y por la de Simba, muy parecido a Mufasa. Sin embargo, es su maligna astucia lo que lo pone por encima de otros villanos de Disney.



1) Maléfica


 
Y la corona de este ranking es para una de las reinas preferidas de Disney en lo que a villanía se refiere. Maléfica, a quien pudimos conocer en La Bella Durmiente (1959), es una bruja terriblemente poderosa, cuya fuerza está a la par con el dios Hades, aunque ella es más maligna. No es de extrañar que, de los villanos de Disney, ella sea la jefa absoluta.


Maléfica lo reúne todo en su persona. Es fuerte, elegante, segura de sí misma, inteligente y ambiciosa. Domina los poderes de la oscuridad sin ningún problema, y hasta es capaz de transformarse en un magnífico dragón negro. Su poder es inmenso y es una maravilla verla desplegar su faceta más oscura. Su manera de actuar deja bien claro hasta dónde es capaz de llegar cuando alguien la ofende, pues todo empieza cuando el rey Esteban y la reina Flor no la invitan a la celebración del nacimiento de la princesita Aurora. Sintiéndose ultrajada como reina a la que no reconocen su autoridad, Maléfica lanza un conjuro de muerte sobre la niña; dicho sea de paso, ese conjuro es tan poderoso que ni la magia de las tres hadas puede anularlo, sino tan sólo modificarlo un poco.


En resumen, Maléfica es la apoteosis de la maldad más absoluta, la reina indiscutible de los villanos Disney y, por extensión, de este ranking. Una verdadera obra de arte en todos los sentidos.



Esta ha sido mi lista de villanos favoritos de Disney, escrita con gran placer y nostalgia. Espero que os haya gustado y que por unos momentos hayáis recordado las películas que antaño os hicieron soñar.

 

8 comentarios:

  1. De acuerdo con tu lista (¡Maléfica tenía que estar en el número unooo!), aunque yo pondría a Jafar m´s alto (me gusta más que la reina malvada de Blancanieves, que me parece una mala muy prototípica) y cambiaría al Oogie oggie (que nunca me dijo nada) por Gastón, que tiene más interés como malo por ser un personaje menos prototípico y más actual: el típico chulopiscina arrogante y egocéntrico que se cree que lo tiene todo ganado por ser guapo y cachas.

    ResponderEliminar
  2. Si te digo la verdad, hacer esta lista me ha costado mucho. Cada villano de Disney merecería una mención, incluso los de películas de la factoría que han tenido muy poca fama (es el caso del Rey del Mal en Tarón y el Caldero Mágico, o Sykes en Oliver y su Pandilla).

    El caso de Oogie Boggie es un poco distinto. Aunque vi Pesadilla Antes de Navidad, confieso que no me gustó, pero considero que Oogie era un villano digno de temer. Estuve tentada de poner a Gastón, en serio. Lo que pasa es que me pareció que no era un villano tan retorcido como otros. Me pasó lo mismo cuando pensé en el gobernador Radcliffe, de Pocahontas, quien también es más malo y desagradable que verdaderamente digno de temer. Por eso también puse tan alta a la reina de Blancanieves, porque aunque sea prototípica (que lo es), su maldad y ambición están puestas fuera de toda duda.

    Ah, sí... Lamento haber puesto tan bajo a Jafar. Algunas personas con quienes lo he comentado me han echado la bronca... Que conste que a Jafar le tengo mucho cariño, jejej!

    Por cierto, ¿a quién más añadirías a la lista?

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. ¡Jajaja! No eres el primero (ni el último) que me pide que ponga a Jafar en un puesto más alto. Pero piensa que se trata de mi opinión más humilde; cada uno tiene sus propios gustos. Pero sigo pensando que Scar es mucho más malo!! Al fin y al cabo, Jafar no mata a nadie y Scar tiene alguna que otra muerte en su lista.

    No he visto ni la película de Basil, el ratón superdetective, ni la de El Emperador y sus Locuras, así que no podía opinar al respecto sobre sus villanos. En cuanto al Capitán Garfio, para mí es un poco "desconocido" (vi la película hace un millón de años y no he vuelto a darle un segundo visionado, así que su figura me resulta un poco difusa). Y Hades es la leche; aunque es un villano malvado y poderoso (al ser un dios, puede que sea el más poderoso de todos los villanos Disney), a mí siempre me ha provocado más risa que miedo. Me quedo con Maléfica; esa sí que asustaba.

    Gracias por leerme y por decir que escribo bien! ^^* Y sí, sigo trabajando en cosas de Disney, porque es un tema que me gusta mucho. Pero todavía no sé si hacer un ranking de princesas Disney o de cortos animados que me gustaron de niña. En fin, ya se verá.

    Puedes pasarte a leerme cuando quieras!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Saludos, muy de acuerdo con tu lista. Estoy de acuerdo con que saques a garfio y ha hades, el primero Demaciado estereotipado, el segundo bastante cómico, mas agradable que aterrador. Estoy de acuerdo con los lugares, Jafar no tiene que encontrarse un lugar más elevado mientras que scar se lo merece, es por mucho mas malvado, no se les olvide chicos que scar mata con su propia manita a su propio hermano, algo bastante malo. Respecto a las damas: efectivamente a pesar de ser un estereotipo la bruja de Blanca Nieves merece su lugar, esta bien caracterizada. Ursula es un personaje encantador, muy bien desarrollado y la verdad bastante cruel. Toda una sociopata aunque tiene sus momentos de "límite a su maldad" en el aspecto de que no continua agrediendo a alguien cuando ya no tiene que sacar provecho y no tiene deseo de venganza.... Aunque no lo hace por buena onda, en realidad me parece que le gusta ahorrarse trabajo innescecario es parte de su inteligencia. Por su parte malefica, la más aterradora de las antagonistas de la lista es también la mas. Elegante y rencorosa, implacable. A pesar de su pobre desarrollo como personaje es uno de los más interesantes de disney. Felicidades por tu lista, me agrado bastante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que estamos de acuerdo en muchas cosas, aunque no sé yo si considerar "encantador" a un personaje como Úrsula, ^^U. Pero bueno, que tiene carisma es innegable. Es una de mis antagonistas Disney favoritas, y cuando era pequeña me daba bastante miedo. Eso sí, ¡como Maléfica no hay ninguna!

      Gracias por comentar!

      Eliminar
  7. Frollo se merece ser el primero

    ResponderEliminar