miércoles, 13 de febrero de 2013

Carta de amor para un chico al que no conozco


Amor mío:

Esta será una carta extraña, puesto que es la primera vez que le escribo a alguien que todavía no conozco. Tal vez, si algún día llegas a leer esta carta, te figures que soy una chica bastante extraña, y hasta es posible que te estés planteando si es seguro para ti tratar de conocerme y acercarte a mí. ¿Quién si no una loca le escribiría una carta de amor a una persona a la que ni siquiera ha visto? Pero ten por seguro que algún día nos encontraremos y, cuando eso suceda, podré mirarte a los ojos y repetir todo lo que aquí te voy a decir. Y también te puedo asegurar otra cosa: Estoy siendo completamente sincera respecto a mis sentimientos por ti, y eso es algo que también sabrás cuando nos encontremos por fin.

Pienso en ti dondequiera que estés. No sé cómo eres ni lo que piensas de mí, y estaría cometiendo una grave imprudencia si me imaginara cómo es tu físico o tu personalidad. A veces, creo encontrarte en el rostro de algún chico por el que siento una gran atracción. Y esto no quiere decir que ese chico sea particularmente atractivo. De hecho, estoy firmemente convencida de mi espíritu afín no reside en un cuerpo atlético y hermoso. No es posible reunir tanta belleza en un solo ser, y en eso estarás de acuerdo conmigo. No importa que seas alto o bajo, guapo o feo, de poderosos músculos o frágil como un junco. Esa es la clase de belleza que buscan los idiotas. Pero, precisamente porque sé que no eres hermoso, para mí eres el único. Nunca he conocido a alguien como tú pero tengo fe en que, tarde o temprano, te encontraré.

He mencionado tu cuerpo de manera anecdótica porque para mí no merece más importancia que una breve mención. En realidad, es tu alma la que reclama todo mi interés. A veces, cuando pienso en ti, intento imaginarme qué secretos oculta ese alma que tantas ganas tengo de conocer. ¿Tendremos gustos afines o, por el contrario, seremos tan dispares como el perro y el gato? ¿Eres tierno, sensible y melancólico? ¿O más bien eres fuerte, seguro y pragmático? ¿Detestas las mentiras, igual que yo? ¿Amas todo lo que es bueno y hermoso? ¿Aceptas de buena gana lo que la vida te da o prefieres luchar para cumplir tus propios sueños? Te he imaginado de todas las maneras posibles, lo que equivale a decir que podrías tener más de mil personalidades distintas. Pero cada una de esas personalidades, créeme, para mí supone un motivo más para amarte.

Llevo tanto tiempo buscándote que a veces tiendo a desesperar. A veces, cuando mis ojos se encuentran con los de un chico, pienso que podrías ser tú. Llegué a creerlo en unas pocas ocasiones… pero me equivoqué. A veces la vida es una triste escuela. Lo cierto es que podrías estar en cualquier parte. Hasta es posible que ya te conozca pero que nunca me haya fijado en ti de ese modo. Pero entonces… ¿qué será de mí si por mi torpeza llego a perderte? ¿Cómo vas a hacerme saber que siempre me has estado buscando, como yo a ti? Tengo miedo de que te vayas sin mirar atrás… Miedo de que nuestros corazones nunca se encuentren.

Pero también podría ocurrir al revés. Cuando me parece que te he encontrado, confieso mis sentimientos y, entonces, todo se trastoca. Una vez más, me vuelvo a equivocar y se aleja de mí aquel que creo que eres tú. ¿Qué es lo que estoy haciendo mal? ¿En qué me equivoco? ¿Acaso no debo ser sincera si creo que mis sentimientos lo son? Vivo perpetuamente enamorada de una sombra, de un fantasma que no aparece, de una luz cuya intensidad me ciega. Empiezo a temer por mí misma. En ocasiones, cuando más te echo de menos, creo desesperar. Quiero encontrarte, ardo en deseos de ver tu resplandor, de sentir tu calor en mis brazos y de que me arropes con tus palabras. ¿Y si se trata de una obsesión? Quizá, en mi fervor por encontrarte, estoy cometiendo una locura al centrar mi atención en un chico solo y en imaginarlo como el señor de mi corazón. Me da tanto miedo equivocarme que me asusta amar. Pero, al mismo tiempo, no puedo vivir sin amar. No quiero que me quiten ese amor; es lo único que puedo ofrecerte.

Quizá todo sea inútil. He llegado a pensar que estoy hecha para amar, no para ser amada. Tan esquivo eres, amor mío, que temo no encontrarte nunca. Tú eres la clave de todo. Eres la pieza que completa el puzzle de mi felicidad. No voy a decir que sin ti no soy nada, porque no sería cierto, pero afirmar que contigo lo seré todo puede que se aproxime bastante a la verdad. Si me das una razón para confiar en tu existencia, sé que recobraré fuerzas para seguirte buscando dondequiera que estés.
 
Por eso, mi sol y estrellas, mi príncipe dragón, mi Rey del Mundo, quiero encontrarte. Quiero seguir mi camino y hallarte a ti al final para ofrecerte todo lo que mi corazón desea para ti. Y, si eres quien yo creo, sé que tú sentirás lo mismo que yo. Si, cuando te vea y te diga: ¡Aquí estoy!, tú simplemente me respondes con una sonrisa sincera, sé que serás tú y que mi viaje habrá terminado. Porque todo esfuerzo es poco si consigo hallar lo que me resta de felicidad a tu lado. Ardo en deseos de conocerte y de compartir contigo todo lo que tengo para dar, que es mucho.
 
Feliz San Valentín

6 comentarios:

  1. Precioso. Sólo podría haberlo escrito una Piscis ;-)

    Me has hecho acordarme de un poema de Becquer que creo que pega bastante con los sentimientos que expresas en esta bonita entrada:

    Yo soy ardiente, yo soy morena
    Yo soy el símbolo de la pasión
    De ansia de goces mi alma está llena
    ¿A mí me buscas? No es a ti, no

    Mi frente es pálida, mis trenzas de oro
    Puedo brindarte dicha sin fin
    Yo de ternura guardo un tesoro
    ¿A mí me llamas? No, no es a ti

    Yo soy un sueño, un imposible
    Vano fantasma de niebla y luz
    Soy incorpórea, soy intangible
    No puedo amarte... ¡Oh, ven, ven tú!

    ResponderEliminar
  2. ¡Ah, me encanta Becquer! El poeta del amor, que tantas poesías ha creado para los enamorados. Supongo que soy sensible por naturaleza, algo que no siempre se ve como positivo. La mayoría de mis amigos me tildaría de loca por poner esta entrada, pero a mí me da exactamente lo mismo. Aunque sea un sueño, mi sueño es amar a ese fantasma de niebla y luz. Y lo que sea, sonará.

    ResponderEliminar
  3. que hermosa carta, me encanta lo que escribes y expresas con lo mas profundo de tus sentimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! La verdad es que es una carta con muchos sentimientos, sí... aunque todavía no sepa a quién van dirigidos ^^U

      Eliminar
  4. Wow que hermosa carta la verdad me quede paralizada porque es exactamente lo que yo pienso y siento y se tambien que algun dia esa persona va a llegar es una promesa hecha por Dios y se que lo el promete lo cumple , asi como tu tambien lo encontraras ,te felicito, saludos y bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado y que te hayas sentido identificada, ^^* Espero que tengas mucha suerte en la vida y en el amor!

      Eliminar